Sergi Arola renace con dos proyectos en Madrid y Abu Dabi

Sergi Arola renace con dos proyectos en Madrid y Abu Dabi

El chef catalán se gusta de nuevo con El Pollo Gamberro en Madrid y el P&C en Abu Dhabi

Ignasi Jorro

Barcelona

26/04/2015 - 20:00h

Sergi Arola firma el P&C by Arola (d), que abrió el viernes

Sergi Arola deja atrás sus problemas con el fisco y su vuelve a gustar, con un ramillete de nuevos proyectos que hacen honor a su condición de paladín de la cocina moderna. El chef catalán acaba de abrir el take-away El Pollo Gamberro, un asador en la calle Barquillo 34 de Madrid. Además, la semana pasada el cocinero abrió el P&C en Abu Dabi, un restaurante que mezcla música y cultura.

A las dos nuevas apuestas de Arola se le suma la nueva temporada en la vermutería SOT de Zurbano, que en septiembre del año pasado mutó de Arola Gastro a un local de "raciones desenfadadas". Pese al aire más casual, el local busca mantener las dos estrellas Michelín.

¿Es la resurrección de Arola? "Que vuelva a trabajar es una excelente noticia. Tiene mucho que aportar: es un genio", valora Jaume Fàbrega, crítico en varias revistas gastronómicas. "Que transforme locales y los habra es positivo: crea expectativas culinarias", añade Salvador García-Arbós, crítico en, entre otros, 7 Caníbales.

Aventura asiática

El proyecto más importante del dos estrellas Michelín es el P&C Shangri-La Qaryat Al Beri en Abu Dabi, un nuevo espacio en dos plantas con restaurante y gin bar en el nivel mezzanine. El menú incluye sabores típicos españoles: paella, patatas bravas, marisco y dulces de su marca personal.

Image and video hosting by TinyPic

Además, el restaurante, ubicado en un cinco estrellas gran lujo en la capital emiratí, tendrá su propia emisora de jazz que emitirá desde un espacio en el bufé. ¿Funcionará? "Veremos. La cocina catalana tiene raíces árabes, así que los lazos no sorprenden. Otro capítulo son las estrictas leyes islámicas", avanza Fábrega.

Fuerza

El 14º restaurante de Arola en todo el mundo impactará. También lo hará su nueva esquina en Madrid, que servirá canelones de ave, alitas Kimchi o croquetas. "Arola aporta su sensibilidad con el producto, es un exponente de la cocina moderna y de la escuela Adrià", recuerda García-Arbós.

Sea cual fuere su propuesta gastronómica, el chef recupera comba tras los problemas con Hacienda en 2013. Aquel año, el restaurante Gastro en Chamberí fue precintado por una deuda de 300.000 euros con Hacienda y la Seguridad Social. El local pudo reabrir tras un acuerdo con ambos organismos, y Madrid retuvo uno de sus locales para cenar más icónicos.