Soria vuelve a perder contra Montoro: el doble de recortes en turismo

Soria vuelve a perder contra Montoro: el doble de recortes en turismo

El Gobierno dedicará el 16% menos al sector mientras que la reducción media en los ministerios será del 8%

 Santamaría y Soria
El Ministro de Turismo, José Manuel Soria, aceptará un recorte presupuestario más profundo para su departamento que la media. Los Presupuestos Generales del Estado, que pasan el trámite parlamentario, comprenden 375 millones de inversión en el sector, es decir el 16,6% menos que este año y prácticamente la mitad que hace dos ejercicios, cuando las cuentas públicas aún dependían de José Luis Rodríguez Zapatero y Elena Salgado.

La evolución a la baja del bienio la ilustran las siguientes partidas: mientras en los últimos presupuestos del PSOE se destinaron 622 millones, en 2013 se reservan los mencionados 375 millones previstos por el Ministerio de Hacienda, dirigido por Cristóbal Montoro. Este año, hasta diciembre, se habrán invertido 450 millones.

Más financiación privada

Las malas relaciones entre ambos miembros del Ejecutivo son evidentes según las esferas políticas madrileñas; pero los hechos indican que Montoro ha logrado imponer su tesis, en varias ocasiones, a la de Soria en asuntos competentes al Ministerio de Turismo. El recorte medio en los ministerios es del 8,9% y en algunos, como el de Agricultura, llega hasta el 30% o al 20% en el caso de Fomento. El de Turismo será el tercero en recortes. El departamento de Soria también ha cedido a las tesis en la reforma del sector energético, inspirado en su legislación troncal por Hacienda aunque las competencias las gestiona el propio Soria.

Menos déficit

El ministro de Turismo ha reiterado que el objetivo del Gobierno es combatir el déficit público ya que mientras no se pueda controlar habrá menos financiación para el sector privado. A la par ha recordado que su departamento estimulará al sector con la creación del ICO turístico, pensado esencialmente para las PYMES del sector. El organismo más afectado por los presupuestos del próximo año será el Instituto de Turismo. En el debate político, que se celebra en el Congreso, solo el portavoz de Izquierda Unida, Cayo Lara, ha criticado la caída de la inversión pública en turismo, que supone el 11% del PIB.