Tensiones internas frenan el turismo médico de BCN

Tensiones internas frenan el turismo médico de BCN

Barcelona Centre Mèdic y BIMA buscan imponerse en la directiva del organismo que se creará en septiembre

Gabriel Trindade

26/07/2012 - 19:09h

La vista exterior del Hospital Sant Pau
El nuevo organismo que promocionará Barcelona como destino de turismo médico está a punto de ser una realidad. Si todo va como está previsto, el acuerdo se rubricará en septiembre entre la Generalitat, Ajuntament, la Agència Catalana de Turisme, Turisme de Barcelona, y las asociaciones especializadas en el sector Barcelona Centre Mèdic (BCM) y Barcelona International Medical Academy (BIMA). Sin embargo, aún queda por resolver las discrepancias que estas dos asociaciones tienen por el número de sillas que deben ocupar en la directiva, según explican fuentes conocedoras de las negociaciones.

El principal problema reside en que, pese a que BIMA es una organización relativamente nueva, reúne a “las primeras espadas de la medicina de la ciudad” y por ello quiere aumentar su peso dentro de la dirección del nuevo organismo. Por contra, BCM se opone a ello y prefiere mantener su superioridad en el consejo. La organización alega que ella fue la impulsora de la iniciativa. Además, BCM fue la institución pionera en turismo médico en Barcelona con más de 20 años en el negocio.

Reparto presupuesto


La nueva organización --aún no tiene nombre definitivo ya que algunas partes no quieren incluir la palabra turismo para no desprestigiar el apartado médico-- contará con un millón de euros de presupuesto. Las clínicas privadas aportarán el 60% de los fondos, el Ayuntamiento y la Generalitat (mediante el departamento de Salut y el de Empresa i Ocupació) aportarán el 25% de los fondos, y el restante lo harán empresarios de sectores hoteleros y de agencias de viaje.

El turismo médico ha experimentado un boom en los últimos siete años. De hecho, el proyecto se inició con en el anterior Gobierno catalán y ha sufrido varios cambios. Por ejemplo, en un principio, se habló de constituirse como una empresa privada o incluso un consorcio. Un extremo que ha quedado descartado.