'The New York Times' carga contra el “lujo” de la Semana Santa

'The New York Times' carga contra el “lujo” de la Semana Santa

Asegura que el esplendor de las celebraciones contrasta con la crisis que vive el país

Redacción

30/03/2013 - 19:46h

The New York Times ha dedicado un reportaje a la Semana Santa española, en el que pone de manifiesto el contraste entre la situación económica que vive el país y el lujo exhibido en las procesiones, a través de la vestimenta de las imágenes o las coronas.

El diario neoyorquino destaca que “el modelo de donación en el que se basa la financiación de las hermadandes religiosas” contrasta con las dificultades que enfrentan muchos ayuntamientos, “enterrados en deuda” una vez que “estalló la burbuja inmobiliaria española en 2008”.

La imagen exterior

El texto comienza retratando la situación de una jubilada en un pueblo andaluz que vive con una pensión baja, pero que donó 14.000 euros para confeccionar una túnica de oro para la imagen de la Virgen. En la misma línea, señala como en una localidad vecina se funden objetos de oro para hacer la corona que portará la figura durante la procesión. Su valor, “decenas de miles de euros”, según la publicación norteamericana.

El dilema que plantea es si esta ostentosa expresión de “fervor religioso” es vista con buenos ojos entre los ciudadanos que atraviesan problemas económicos. Y también si es beneficiosa para la imagen exterior del país. Recuerda el diario que el Papa Francisco I “ha sugerido que los pobres estarán en el centro de su misión”.

“El esplendor de las celebraciones de Semana Santa es visto por algunos como fuera de sintonía con las difíciles condiciones económicas de la época”, concluye el rotativo, poniendo de manifiesto que en las cofradías se ha debatido sobre la necesidad de llevar la austeridad a las procesiones.

Los privilegios de la iglesia


A partir de aquí, el texto se centra en los privilegios de la iglesia y en cómo se han puesto en cuestión a raíz de la crisis económica como, por ejemplo, en el caso de la tributación por sus propiedades. “En momentos en que muchos españoles han salido a la calle para protestar por los recientes aumentos de impuestos del gobierno español, el 80% de ellos quieren que la iglesia contribuya al esfuerzo de austeridad mediante el pago de mayores impuestos a la propiedad”, reza el artículo.

También destaca la labor social de la iglesia en el apoyo a necesitados y recuerda que Mariano Rajoy echó por tierra cualquier intento de erosionar sus ventajas fiscales. "En la situación en la que España se encuentra, debemos ser serios y no buscar los temas que dividen a la gente", dijo el presidente del Gobierno el año pasado.