Thomas Cook alemán y nórdico baten récord de ventas en España

Agencia de Thomas  Cook

Thomas Cook alemán y nórdico baten récord de ventas en España

Thomas Cook UK rechaza al mercado español al tiempo que fracasa en destinos afectados por la "primavera árabe"

Las divisiones del grupo Thomas Cook en Alemania y en los países nórdicos han batido récord de ventas este año en España, mientras que la sección del touroperador en Reino Unido se encuentra en pleno derrumbe. Un ejemplo de que la estrategia de la compañía británica en nuestro país no ha sido la más acertada, teniendo en cuenta que su principal competidor, TUI, ha obtenido más de 100 millones de beneficios este año.

Es evidente que el rechazo de Thomas Cook del segmento de los hoteles de tres estrellas -sector pujante, de mayor rentabilidad y ocupación el pasado año- y la apuesta por destinos emergentes, como Túnez, Marruecos y Egipto, ha hundido sus resultados, al chocar de frente con la “primavera árabe”.

A esto hay que sumarle la decisión del mayorista en 2010 de quitar a los hoteleros españoles un 5% del precio pactado, para poder hacer frente a las pérdidas ocasionadas por el volcán islandés, que afectaron gravemente a sus resultados.

Mientras dejaba de lado al mercado español, su gran rival TUI, Thomas Cook Alemania y la parte nórdica han considerado que todavía hay mercado aquí para explotar y han dado en la diana en sus decisiones. Mediante otra estrategia, las tres empresas están funcionando perfectamente con un aumento de ventas en España.

Los clientes no tienen “collar”

En este escenario, el secretario general de la Confederación Española de Hoteles y Alojamientos Turísticos (CEHAT), Ramón Estalella, ha sido contundente en sus afirmaciones y ha explicado esta semana que el grupo británico lleva “equivocándose” en su política turística con nuestro país desde hace exactamente tres años.

Thomas Cook británico ha estado tratando muy mal a sus proveedores españoles, a quienes incluso ha tachado de “poco competitivos”, según Estalella.

“El gran error de Thomas Cook es que piensan que los clientes son suyos y hoy día los clientes no tienen collar", ha asegurado Estalella. Además, “no se puede dirigir a masas de turistas a sitios determinados porque estos son libres y buscan las alternativas que más le conviene”.

A pesar del desplante del touroperador hacia nuestro país, el directivo ha afirmado que “España no ha perdido turistas británicos”, ya que siguen viniendo a hoteles españoles. "Si tenemos buen producto, lo vamos a seguir vendiendo, lo venda quien lo venda”, ha sentenciado Estalella.