Turespaña podrá colocar embajadores turísticos 'a dedo' un año más

El stand de Turespaña a la feria MITT de Moscú, el principal evento turístico de Rusia. | EFE

Turespaña podrá colocar embajadores turísticos 'a dedo' un año más

El organismo de promoción turística debe realizar su convocatoria de plazas antes de mayo mientras un recurso al Real Decreto sigue sepultado en el Supremo

Carles Huguet

BARCELONA

09/03/2017 - 06:00h

La organización dedicada a promocionar España en el extranjero podrá acogerse al polémico Real Decreto 217/2015 un año más. Recurrida ante el Tribunal Supremo por sus propios trabajadores, Turespaña tendrá la posibilidad de volver a realizar una convocatoria para sus embajadas turísticas bajo el manto de esta norma que abarata el acceso a las consejerías repartidas por el planeta.

Según establece la propia legislación, “en el primer cuatrimestre de cada año se publicará la convocatoria para la provisión de vacantes en las Consejerías de Turismo que deban cubrirse durante el mismo año”. Mientras, el recurso permanece enterrado en el Supremo pese a tener la calificación de tramitación preferente.

Fuentes judiciales emplazan a las semanas previas al verano para ofrecer novedades. Si desde el mes de enero de 2016 no existen nuevas actuaciones, con la llegada estival deberían realizarse la votación y el fallo, “o al menos fijarse una fecha”, auguran las voces más pesimistas.

La demanda fue interpuesta por la Asociación de Administradores Civiles del Estado Especializados en Turismo (Acestur), que lamentan un mayor retraso del esperado para el fallo. En un primer momento, las previsiones eran que el conflicto se resolviera durante el mes de junio del año pasado. 

Hasta la primavera de 2015, los requisitos para ejercer de consejero en una de las delegaciones de Turespaña eran muy restrictivos. El Gobierno exigía ser funcionario del grupo A, haber trabajado en otra administración turística, conocer el idioma del destino y tener una experiencia de dos años "directamente relacionada con la actividad turística".

Sin embargo, el polémico decreto 217/2015 recortó las exigencias. Ahora, para dirigir una de las oficinas sólo es necesario pertenecer al subgrupo A1 del funcionariado y conocer la lengua del país designado. Entran en juego criterios subjetivos como "la formación y experiencia acreditada en las materias a tratar".

De este modo, la organización de promoción ya realizó el año pasado una convocatoria bajo el amparo de la norma. Las plazas en liza abarcaban las oficinas de DublínSao PauloEmiratos ÁrabesBuenos AiresLondresParís y Nueva York