Turismo de caza y seguros de caza, ¿los conocías?

Turismo de caza y seguros de caza, ¿los conocías?

Según los datos del Ministerio de Trabajo, solo el 0,7% de los accidentes que ocurren durante la caza son graves

02B

Barcelona

30/12/2015 - 16:54h

Turismo de caza, una modalidad con mucho potencial.

En el mundo de la caza ocurren frecuentemente imprevistos o accidentes que pueden estropear su jornada y más, si decide adentrarse en el mundo de turismo en relación con la caza. En comunidades autónomas como Castilla La-Mancha o Castilla y León es posible. Pero, ¿qué pasaría si sucede algún problema mientras caza?

Según los datos del Ministerio de Trabajo, solo el 0,7% de los accidentes que ocurren durante la caza son graves, pero esos accidentes leves como el hecho de causar desperfectos en fincas privadas, son más que habituales para los aficionados a la actividad cinegética. Por ello debemos contar con las garantías y la seguridad que proporciona un seguro de caza.

Además del seguro de responsabilidad civil, sin el cual no se puede practicar la caza según el Real Decreto 63/1994, en el mercado existen actualmente seguros de caza que nos ofrecen las mejores garantías mediante una póliza básica que cubre los daños que uno mismo pueda sufrir en el viaje o en la jornada de caza, así como los daños corporales y materiales que pueda ocasionar.

Es importante también especificar qué tipo de caza se práctica debido a que en ciertas modalidades como las monterías o batidas se utilizan perros que nos ayuden, y es muy conveniente que estos también estén asegurados ya que son los dueños los responsables de sus actos. De la misma manera, las armas de fuego deben estar también aseguradas.

La actividad cinegética conlleva ciertas responsabilidades ineludibles para quien la practica, por ello los seguros no se hacen responsables en el caso de accidente bajo los efectos del alcohol u otras drogas, así como en otros actos de negligencia por parte del cazador.

Además de todo esto, debemos contar obligatoriamente con la licencia de caza expeditada por cada comunidad autónoma según su propia legislación. Son muy pocas las situaciones en las que el seguro de caza no cubre los accidentes ocurridos durante las jornadas; sin embargo, en el caso excepcional de que esto ocurriera, sería el Consorcio de Compensación de Seguros, según el artículo 7 del Real Decreto 63/94, el encargado de indemnizar a las víctimas de un accidente o a sus familias en caso de muerte.

La práctica de este deporte puede ser apasionante, pero como hemos visto, implica una serie de peligros que no pueden ser obviados por sus aficionados y que desde luego no lo son por la legislación vigente. Por eso, antes de salir a cazar, tome una decisión inteligente, responsable y cómoda; contrate su seguro de caza.