Una agencia de barrio estafa a las grandes aerolíneas

Fachada de la agencia Marillum Viatges, en el barrio de Sarrià, Barcelona.

Una agencia de barrio estafa a las grandes aerolíneas

La sociedad barcelonesa Marillum Viatges retuvo más de 60.000 euros de compañías como Avianca o KLM procedentes de la venta de sus billetes

PABLO JIMÉNEZ

BARCELONA

26/10/2016 - 23:18h

Un pequeño negocio en el barrio de Sarrià (Barcelona), contra varias de las grandes aerolíneas que surcan los cielos de medio mundo. Estos son los personajes principales de una estafa ocurrida en la primavera de 2013. Fue entonces cuando, por motivos que se desconocen, la agencia de viajes Marillum Viatges decidió no abonar a las compañías aéreas la parte que les correspondía por la venta de billetes.

En total, esta empresa dejó de pagar 60.131,26 euros a aerolíneas como la holandesa KLM (17.600 euros) o la colombiana Avianca (10.300 euros), según consta en el escrito de acusación de la Fiscalía de Barcelona al que ha tenido acceso Cerodosbé.

Entre el reguero de víctimas de esta presunta estafa también aparecen compañías como Vueling, Air EuropaAlitalia o la portuguesa TAP, con cantidades menores a las mencionadas, pero siempre iguales o superiores a 4.000 euros.

Según relata el fiscal en su escrito, los hechos tuvieron lugar entre abril y marzo de 2013. En el año y medio posterior Marillum Viatges devolvió a la Asociación Internacional de Transporte Aéreo (IATA, por sus siglas en inglés) algo más de la tercera parte de la deuda contraída: 23.000 euros.

Marillum Viatges devolvió la tercera parte de la deuda (23.000 euros) entre 2013 y 2015

Tal y como se puede comprobar en su página web, Marillum Viatges continúa funcionando a día de hoy a pleno rendimiento, ofreciendo paquetes vacacionales, ofertas, cruceros o billetes de avión. Un viaje, el de esta pequeña agencia, que se podría truncar en el corto plazo.

El fiscal solicita para María Luz Mont Gómez, administradora única de esta sociedad, una pena de un año y tres meses de prisión, así como las cantidades no devueltas a las aerolíneas afectadas.