Airbnb usa el ADN de sus usuarios para ofrecer viajes

En Airbnb el turismo relacionado con la búsqueda de orígenes familiares creció el 500%. Foto: Airbnb

Airbnb usa el ADN de sus usuarios para ofrecer viajes

Airbnb y una empresa de estudios genéticos unen sus tecnologías para que los usuarios sepan cuáles son sus raíces y organicen viajes para conocerlas

Juan Pedro Chuet-Missé

Barcelona

22/05/2019 - 11:28h

Airbnb exprime un nuevo filón comercial: los viajes en búsqueda de las raíces. La plataforma se asoció con la empresa de estudios genéticos 23 and Me, por la que usan los datos del ADN de los interesados en conocer sus orígenes familiares para organizar viajes.

Lo que hace Airbnb es crear un portal específico en esa compañía por el que una persona que recibe su estudio genético puede encontrar qué alojamientos y experiencias hay disponibles en el pueblo o ciudad de sus ancestros.

[Para leer más: Airbnb te paga para que vivas como un auténtico italiano]

Búsqueda de alojamientos y experiencias

Por ejemplo, si un estadounidense descubre que sus ancestros son de Puglia, en Italia, puede ver qué casas ofrecen alojamiento en los pueblos cercanos.

O un heredero de mexicanos puede descubrir cursos para fabricar tinturas naturales en Puebla o Guanajuato.

Por medio de un portal específico Airbnb organiza viajes relacionados con los resultados genéticos de un usuario

Además Airbnb tiene páginas específicas relacionadas con las poblaciones genéticas de 23 and Me, de manera que los usuarios de la plataforma de alquiler pueden planificar un viaje “del principio al fin”, precisan en la tecnológica.

Una tendencia que crece

Lo que hace Airbnb es sacar partido de la tendencia de los viajes en búsqueda de las raíces. Esta moda es más fuerte en países con una importante población que desciende de inmigrantes o con intensos movimientos migratorios internos.

Así, según un estudio encargado por esta plataforma, el 89% de los usuarios de la India, el 69% de los de Francia y el 50% de los de EEUU viajaron a al menos un país relacionado con sus ancestros.

En Argentina, el 83% de los encuestados dijeron que están más interesados en realizar un viaje relacionado con su historia familiar que uno normal.

Crecimiento explosivo

Según Airbnb, desde el 2014 las búsquedas de alojamiento relacionadas con este tipo de turismo crecieron el 500%.

Ocho de cada diez personas de este segmento viajan solas o en pareja, lo que evidencia que se trata de una búsqueda íntima, o a lo sumo que se busca compartir con una persona de confianza.

También es cierto que a medida que la franja de edad de los usuarios de Airbnb crece, también se incrementa el interés por estos viajes.

Las búsquedas de alojamiento relacionadas con la búsqueda de los orígenes familiares crecieron el 500%

La mayoría de los usuarios que deciden organizar un viaje de este tipo provienen de países con una rica historia de inmigración, como los EEUU, Canadá y Australia y China. Le siguen el Reino Unido, Francia, Corea, Nueva Zelandia, Taiwán y Brasil como principales países emisores.

[Para leer más: El barrio de París que nadie había tenido en cuenta]

Explorar las experiencias

Pero los viajes tampoco tiene que ceñirse a un solo país. Según 23 and Me, la mayoría de los estudios revelan que una persona tiene sus orígenes distribuidos en al menos cinco destinos.

Además Airbnb también piensa explorar el mercado de las experiencias. Por ejemplo, si alguien en San Francisco descubre sus orígenes chinos, puede tomar cursos de caligrafía oriental en esa ciudad. O en París es posible organizar tours con guías de compras especializada en la moda de África occidental