Airbnb crece el 100% en un año en Madrid

Airbnb crece el 100% en un año en Madrid

La web reforzará su atención al cliente para preparar su aterrizaje legal

Ignasi Jorro

Barcelona

30/05/2015 - 17:38h

Vista de un ático en Madrid anunciado en Airbnb
Airbnb creció a un ritmo del 100% el año pasado en Madrid, ciudad en la que ya tiene 6.000 viviendas en oferta en su web. El dato, al que ha podido acceder 02B, es diez veces superior al de ciudades como Barcelona, donde la expansión de la web vacacional fue de cerca del 10%, hasta los 14.000 apartamentos o habitaciones actuales.

La compañía lo achaca al despertar turístico de Madrid, que acumula mayores tasas de crecimiento en el sector vacacional que Barcelona. Esta última ciudad, aseguran fuentes de la plataforma, «es una ciudad madura», lo que se traduce en tasas de expansión mucho menores.

En total, Airbnb dispone de 80.000 anuncios para viviendas, pisos y habitaciones para alquileres cortos en España. La cifra es muy superior a la apuntada en estudios realizados por investigadores académicos.

«No somos profesionales»

No obstante, la web rechaza ser un portal profesional. Fuentes de la empresa apuntan a que sólo una minoría de anfitriones alquilan apartamentos como modo de vida. La mayoría, aseguran, lo hacen como parte de una comunidad de viajeros global.

Sea lo que fuere, Airbnb dará un paso más. Ha reforzado la atención al cliente, y señala que ofrece otro alojamiento en las primeras 24 horas si al viajero no le convence el elegido al llegar a destino. «En algunos casos, incluso hemos llegado a pagar un hotel», abundan las mismas fuentes.

Aterrizaje legal

Mientras Cataluña diseña el encaje legal de Airbnb que, dicen fuentes de la Generalitat, podría llegar en las próximas semanas, la empresa colaborará. «Reforzaremos la responsabilidad civil en Europa hasta los 40.000 euros. Ahora son 30.000 euros si te ocurre algo».

En la misma línea, ultima un informe de impacto económico en Madrid, en la línea del que ha presentado para varias ciudades. La tesis de Airbnb es que no resta viajeros al resto de alojamientos turísticos, sino que penetra a un segmento que, sin Airbnb, no se desplazaría al destino.