Airbnb empieza a recaudar impuestos entre sus anfitriones

Airbnb empieza a recaudar impuestos entre sus anfitriones

El portal de alojamiento tiene acuerdos en varias ciudades norteamericanas

Redacción

Barcelona

19/09/2014 - 17:36h

Airbnb empieza a amoldarse a las reglas. El famoso portal de alojamiento, que mantiene varias polémicas abiertas con las administraciones públicas y el sector hotelero por medio mundo, ha firmado acuerdos con varias ciudades norteamericanas para recaudar impuestos entre los empresarios que utilizan el sistema para alojar a turistas.

La última urbe en sumarse a esta iniciativa ha sido San Francisco. La ciudad podría ganar 11 millones de dólares (8,5 millones de euros) al año cuando Airbnb implemente el servicio, según una estimación realizada por el San Francisco Gate. "Nuestros socios en San Francisco nos han dicho que quieren pagar su parte justa y la inmensa mayoría nos han pedido ayuda", ha explicado David Owen, jefe de políticas públicas de Airbnb en un blog de la compañía.

Una de las críticas más sangrantes que se le ha realizado a Airbnb es su escaso interés por la fiscalidad de sus operaciones. El portal ha asegurado hasta ahora que no estaba sujeto a la legislación que rige a los apartamentos turísticos o los hoteles y delegaba a los propios anfitriones la tarea de aplicar las retenciones pertinentes en los precios de las habitaciones.

Este paso puede suponer una oportunidad para la reconciliación de la firma norteamericana con las administraciones públicas españolas. Ambas partes han mantenido un duro enfrentamiento entre los últimos meses. La guerra también ha afectado a otros portales o aplicaciones web, como es el caso de Uber.

Airbnb por ahora no tiene fecha para aplicar esta medida en Europa. La recaudación de impuestos se aplica sólo en Portland (EEUU) y recientemente ha abierto negociaciones con las autoridades de Nueva York, además de San Francisco.