Airbnb reenfoca su expansión (y pasa de los viajes)

Tras incursiones en otros sectores, Airbnb vuelve al principio y centra el foco en el alojamiento.

Airbnb reenfoca su expansión (y pasa de los viajes)

Las últimas adquisiciones de Airbnb apuntan a que la tecnológica se decanta por la gestión de alojamientos y deja de lado los servicios turísticos

Cuando pensábamos que Airbnb buscaba convertirse en una agencia de viajes online de nueva era, con la incorporación de servicios como vuelos, actividades y excursiones, restaurantes y hoteles boutique, dos movimientos de las últimas semanas muestran que la compañía pone el foco en otro lugar, concretamente la gestión de propiedades.

Mientras se prevé su salida a bolsa en 2019, la tecnológica prepara su entrada en Lyric Hospitality, especializada en la administración de complejos de apartamentos en una docena de ciudades de los EEUU a través de plataformas como la propia Airbnb, Booking o Homeaway.

La apuesta de Airbnb se dirige a reforzar el segmento de grandes propietarios y, a la vez, profesionalizar el servicio

El acuerdo, que aún no está cerrado, supondría liderar una ronda de inversión de 75 millones de dólares (65,7 millones de euros), según informó Skift, y resulta similar al firmado a mediados de diciembre para adquirir Luckey Homes, una empresa de administración de propiedades con sede en Francia.

En ambos casos, la apuesta se dirige a reforzar el segmento de grandes propietarios y, a la vez, profesionalizar el servicio.  

Grandes administradores

Aunque la compañía no dio demasiadas explicaciones –la inversión en Lyric Hospitality no se ha confirmado aún-, las noticias apuntan a un interés por profundizar en la gestión de propiedades, más allá de mantenerse como una plataforma que conecta a anfitriones y viajeros.

La experiencia en este ámbito les serviría para desarrollar una división propia de negocio centrada en la administración de propiedades, que se perfila como una interesante fuente de ingresos.

A nivel financiero, disponer de propiedades propias le permitiría a Airbnb no compartir reservas con otros canales, lo que redundaría en una mejora de sus ingresos

A nivel financiero, disponer de propiedades propias les permitiría no compartir reservas con otros canales, lo que redundaría en una mejora de sus ingresos.

Integración

La penetración en sectores adyacentes de negocios no es una novedad en el ámbito del turismo y los viajes. Aerolíneas como American Airlines o Lufthansa penetraron hace años en la distribución de hotelera; Amadeus adquirió el grupo de agencias de viajes Vacation.com; Thomas Cook posee hoteles y una aerolínea; y TUI compró recientemente una empresa de distribución de excursiones y actividades, entre otros.

Tras sus incursiones en otros segmentos como el de las experiencias, los pasos hacia la gestión de propiedades se entienden como una señal de que la compañía está centrando sus esfuerzos en su actividad principal, el alojamiento

En el caso de Airbnb, y tras sus incursiones en otros segmentos como el de las experiencias (Airbnb Experiences), los pasos hacia la administración y gestión de propiedades se entienden como una señal de que la compañía está centrando sus esfuerzos en su actividad principal, el alojamiento.

Competidores en el campo de los tours y actividades como Getyourguide señalaron que la tecnológica nunca logrará destacar en este sentido si no incluye las atracciones principales en todo el mundo, algo que, de momento, no entra en los planes de Airbnb, como tampoco la apuesta firme hacia el campo de los vuelos.