Airbnb se ofrece como recaudador de impuestos

Airbnb se compromete a facilitar el registro único de pisos turísticos.

Airbnb se ofrece como recaudador de impuestos

La plataforma propone recaudar tasas turísticas, pero condiciona su apoyo a que se permita el alquiler de viviendas compartidas

Tras la colisión con las administraciones de algunas de las ciudades turísticas más importantes del mundo, Airbnb dio un paso adelante en la colaboración con las instituciones públicas españolas con dos compromisos claros: facilitar la creación de un registro único de pisos turísticos y recaudar la tasa turística en aquellas ciudades en que está implantada.

Eso sí, a cambio de legitimar su modelo de homesharing.

Según expresó la plataforma, que se reúne hoy con representantes turísticos de las comunidades autónomas auspiciada por la Secretaría de Estado de Turismo, la cooperación con las administraciones “siempre ha sido una de las prioridades de Airbnb” y recalcó el trabajo con más de 500 gobiernos de todo el mundo.

Entre las grandes propuestas de Airbnb destaca el ofrecimiento para recaudar la tasa turística en nombre de sus anfitriones y su posterior liquidación con las administraciones

Recaudación de la tasa turística

Entre sus grandes propuestas destaca el ofrecimiento para recaudar la tasa turística en nombre de sus anfitriones y su posterior liquidación con las administraciones con el fin de simplificar los trámites burocráticos y, a la vez, facilitar a los gobiernos la obtención de ingresos adicionales.

Airbnb recauda la tasa turística en más de 23.000 ciudades francesas y colabora con otros 400 gobiernos o municipios para esta recaudación en el mundo

En este sentido, la plataforma señaló que recauda de forma automática, desde el 1 de julio, la tasa turística en 23.000 ciudades francesas. Francia es uno de los más de 400 gobiernos o municipios con los que Airbnb colabora para esta recaudación, que ya ha permitido ingresar a estos gobiernos 580 millones de euros.

Airbnb señaló que muchas de estas ciudades están “fuera del circuito turístico tradicional y pueden llevar a cabo, gracias a estos ingresos, políticas públicas que contribuyen a un turismo sostenible”.

Registro central único de pisos turísticos

La segunda de sus grandes ofertas es la contribución a la creación del registro único de pisos turísticos que promueve el gobierno de Pedro Sánchez. De hecho, Airbnb considera que “un sistema único y claro desincentivará a los malos actores” presentes en las plataformas y facilitará el cumplimiento de las normas.

Airbnb ya colabora con la Junta de Andalucía en un sistema que facilita el registro de sus anfitriones y el cumplimiento de la normativa autonómica

El pasado febrero, la plataforma implementó un sistema para facilitar a los anfitriones el registro y el cumplimiento de la normativa autonómica andaluza. Como resultado, señalan, “Andalucía se ha convertido en la primera comunidad autónoma de España en implementar este sistema, que se utiliza con éxito en Portugal y en otras ciudades del mundo”.

Desde entonces, los anfitriones de toda Andalucía se registran y obtienen un número de licencia que pueden mostrar claramente en su anuncio. La Asociación de Viviendas Turísticas de Andalucía (AVVA) reconoció que cada vez más personas se están registrando y cumpliendo con la ley.

Legitimar los pisos Airbnb

La colaboración con los diferentes gobiernos autonómicos pasaría, eso sí, por una regulación que clarifique la calificación de pisos de uso turísticos y diferencie la posibilidad de compartir el propio hogar, siguiendo, según a su juicio, la “esencia de la economía colaborativa”.

La plataforma solicita un marco legislativo que distinga de manera clara entre particulares que alquilen su vivienda habitual de manera esporádica y los profesionales del turismo

Así, la plataforma propone un marco legislativo que distinga de manera clara entre particulares que alquilen su vivienda habitual de manera esporádica y los profesionales del turismo.

Pese a su defensa de los propietarios que quieren compartir su propio hogar, la realidad es que los grandes propietarios, habitualmente empresas profesionales del alquiler, dominan más de un tercio de los anuncios en su plataforma.

Así, la profesionalización de Airbnb estaría acabando con su idea original de homesharing. Solo en España, los propietarios que anuncian un único alojamiento representan apenas el 40% de la oferta.

Pese a su defensa de los pequeños anfitriones, los propietarios de una única vivienda en su plataforma solo alcanzan en España el 40% de la oferta

En el extremo opuesto, los diez mayores caseros del país son empresas especializadas que controlan más de 4.000 anuncios en ciudades y zonas turísticas.

Propuestas del gobierno y los vecinos

Por su parte, el Gobierno concretó ayer las dos grandes modificaciones que afectarán al alquiler de pisos turísticos en la Ley de Arrendamientos Urbanos y la Ley de Propiedad Horizontal.

Así, en la primera de ellas se buscará definir y acotar el alquiler de temporada, mientras que la Ley de Propiedad Horizontal se plantea modificar las mayorías necesarias para realizar cambios en los estatutos, así como aprobar o rechazar la llegada de un piso turístico. En este sentido el ejecutivo propone pasar de la unanimidad actual a los tres quintos (mayoría simple) de los propietarios.

Con la nueva Ley de Propiedad Horizontal los vecinos podrá vetar un piso turístico por mayoría simple

Los vecinos, por su parte, también continúan dando pasos. Así, la Federación Regional de Vecinos de Madrid (FRAVM) presentó esta mañana en el registro del Palacio de la Cibeles sus alegaciones a la normativa municipal que pretende poner coto a la turistificación y la expansión de viviendas de uso turístico.

Entre ellas se incluyen la extensión del plan a toda la ciudad, el refuerzo de los servicios de inspección y disciplina urbanística y que las viviendas de uso turístico sean consideradas como tales desde el primer día de actividad.