Airbnb elimina la tarjeta que permitía evadir impuestos

Tarjeta de crédito de Payonner para acreditar los pagos a los anfitriones de Airbnb.

Airbnb elimina la tarjeta que permitía evadir impuestos

Airbnb cede ante la exigencia del gobierno de Francia y no pagará a sus anfitriones con una tarjeta de débito emitida en Gibraltar

Airbnb aceptó la protesta del gobierno de Francia y decidió dejar de ofrecer a sus clientes una tarjeta de débito emitida en Gibraltar como forma de pago por sus estadías.

Esta tarjeta, emitida por la compañía Payonner, cargaba con la sospecha de que podía evadir impuestos del dinero recaudado por los alquileres de viviendas. Airbnb giraba el saldo de las estancias a la cuenta de la tarjeta, y el propietario podía retirar efectivo de los cajeros o usarla para sus compras.

El gobierno francés desconfiaba de este sistema, y había pedido a las autoridades fiscales que investiguen si así se facilitaba la evasión de impuestos.

Airbnb puntualizaba que menos del 1% de los anfitriones en Francia recurrían a este método de pago, aunque una investigación de Radio France revelaba que los beneficiarios llegaban al 10% de su universo de huéspedes. El resto prefería una transferencia bancaria a sus cuentas. Pero la plataforma decidió dar de baja el sistema "para responder a las preocupaciones relacionadas con el posible abuso de tarjetas de débito".

Presiones desde el ayuntamiento de París

La medida de Airbnb llega en una semana en que el ayuntamiento de París cargó de frente contra esta y otras plataformas de alquiler vacacional. El consistorio había amenazado con iniciar procesos judiciales si no retiran más de 40.000 anuncios que consideraba como ilegales, porque no cumplían con la obligación de registrarse en la administración municipal.

La ciudad de París permite alquilar viviendas por menos de 120 días sin necesidad de gestionar una licencia, pero si exceden este plazo, deben registrarse como estructuras empresariales y cumplir con otras obligaciones fiscales.