Airbnb agiliza la cesión de datos de sus anfitriones a Hacienda

Airbnb avanzará en Asia de la mano de Oyo.

Airbnb agiliza la cesión de datos de sus anfitriones a Hacienda

Airbnb presentará una aplicación para que los propietarios informen de sus alquileres a Hacienda. El 31 de enero vence la primera presentación

Airbnb acelera los pasos para facilitar la cesión de datos fiscales de sus propietarios a la Agencia Tributaria. La semana que viene presentará una aplicación donde los 140.000 caseros registrados en España podrán incluir los datos que exige el Ministerio de Hacienda, como los días alquilados, ingresos percibidos y la referencia catastral del inmueble, informa Cinco Días.

Esta normativa fue impulsada por el ministro Cristóbal Montoro a fines de 2017 y chocó con la oposición frontal de Airbnb, Homeaway y otras plataformas de alquileres vacacionales agrupadas en entidades como Adigital, que incluso amenazaron con llevar la polémica a los tribunales.

Control a la evasión fiscal

Hacienda flexibilizó los tiempos, y postergó la presentación inicial programada para julio de este año al 31 de enero del 2019. Luego, los caseros tendrán que informar cada tres meses de sus alquileres a la Agencia Tributaria.

Tras el cambio de Gobierno con la asunción de Pedro Sánchez el ministerio de Hacienda no cambio una coma del proyecto para controlar a las plataformas de alquileres.

El Gobierno postergó la presentación de los datos fiscales de los alquileres hasta el 31 de enero. Luego será trimestral

El objetivo, indicaron en todo momento, es controlar la evasión fiscal mediante el cruce de datos de las declaraciones de renta de los propietarios con la información que sea recogida por las plataformas.

Dudas de las plataformas

Sin embargo la llegada del modelo 179 motivó una catarata de consultas de las plataformas de alquiler con organismos fiscales para saber exactamente qué datos tenían que ceder de sus anfitriones.

Dinamarca y Estonia se suman a los países europeos donde Airbnb acepta ceder los datos fiscales de sus anfitriones

Hacienda puntualiza que los caseros deben registrar sus ingresos como rendimientos del capital inmobiliario.

De la oposición a la aceptación

La puesta en marcha de esta aplicación es otro de los intentos de Airbnb de hacer buena letra con las administraciones públicas, como su colaboración para detectar los alquileres ilegales y borrarlos de la plataforma.

La tecnológica recordó que desde 2016 ha recaudado 878 millones de euros en todo el mundo en concepto de impuestos que luego ha girado a las agencias tributarias de diversos países, como Estados Unidos o Francia.

El mes pasado firmó un acuerdo con el gobierno de Dinamarca para ceder sus datos fiscales, y hace una semana pactó con el gobierno de Estonia que los anfitriones podrán declarar de manera automática sus alquileres para cruzarlo con la rendición fiscal.