Airbnb da otro paso para conquistar el terreno de los hoteles

Periódicamente Airbnb lanza una nueva herramienta o estrategia para captar más alojamientos a su catálogo. Con cerca de cinco millones de plazas listadas en su plataforma, la tecnológica ofrece a los propietarios poder contar con el pago anticipado por la

Airbnb da otro paso para conquistar el terreno de los hoteles

Airbnb prueba una herramienta para anticipar los pagos a los alojamientos asociados, un paso más para conquistar el terreno de los hoteles

Equipo Cerodosbé

BARCELONA

05/07/2018 - 10:46h

Periódicamente Airbnb lanza una nueva herramienta o estrategia para captar más alojamientos a su catálogo. Con cerca de cinco millones de plazas listadas en su plataforma, la tecnológica ofrece a los propietarios poder contar con el pago anticipado por la reserva, una transacción que es común entre hoteles y agencias.

Este era un reclamo que los propietarios elevaban a Airbnb desde hace tiempo. Con su puesta en marcha, la plataforma no solo busca contentar a los anfitriones, sino también seducir a empresarios hoteleros, sean de cadenas pequeñas o medianas, o de establecimientos boutiques.

A la conquista del mercado hotelero

Dicho de otra forma: si muchos hoteles se resistían a formar parte del universo de Airbnb porque no podían contar con el dinero de las reservas por anticipado, la tecnológica les allana el camino.

Desde que Airbnb firmó un acuerdo con SiteMinder para incorporar su catálogo de 28.000 hoteles, la tecnológica de San Francisco avanzó día a día sobre el mercado de este tipo de alojamientos, con la mira puesta en destronar a gigantes como Booking y Hotels.com

Cómo funciona el nuevo sistema

Con esta nueva herramienta, los anfitriones pueden tener las mismas facilidades que miles de hoteles, que reciben el dinero previamente para garantizar de que tengan un respaldo en caso de cancelación de la reserva.

De esta manera, el propietario puede recibir el 50% de la reserva a los tres días de haberla concretado, y el resto le llegará 24 horas después del check-in.

Pero como Airbnb siempre busca una veta de negocio, aplicará un recargo del 1% de la reserva por contar con esta facilidad. Si el propietario no está de acuerdo, puede seguir en el sistema tradicional: recibir el dinero de la estancia 24 horas después de la llegada del cliente al piso.

Solo por invitación (por ahora)

Este nuevo servicio no estará al alcance de todos: en una primera etapa Airbnb lo aplicará por invitación a los ‘superhosts’, los anfitriones con más puntaje y con una alta rotación de huéspedes.

Hace pocos meses la plataforma había abierto la posibilidad de que los huéspedes puedan fraccionar sus pagos en las estancias. El objetivo era doble: por un lado, facilitar que haya más reservas gracias a esta división de pagos.

Por otra parte, Airbnb consideró que si se podía pagar en dos cuotas, muchos viajeros optarían por alojamientos más exclusivos, lo que también ayudaría a la plataforma a presentar una imagen de más exclusividad.