Airbnb sigue tejiendo alianzas con ciudades y regiones de todo el mundo

Airbnb es la cuarta start-up mejor valorada del mundo.

Airbnb sigue tejiendo alianzas con ciudades y regiones de todo el mundo

La tasa turística ya se aplica en más de 190 localidades del mundo y poco a poco penetra en el mercado europeo

CERODOSBÉ

BARCELONA

05/07/2016 - 13:01h

En dos años Airbnb ha llegado a acuerdos con más de 190 ciudades y regiones en el mundo para recaudar la tasa turística (en algunos lugares conocida como tasa hotelera, tasa de ocupación o ecotasa) en nombre  de los anfitriones y liquidarla luego con las autoridades. Desde que en 2014 firmara sus primeros acuerdos, la tecnológica ha recogido ya 85 millones de dólares (76 millones de euros) en forma de impuestos para las ciudades.

París dio el primer paso, y a partir del 1 de agosto las principales capitales de Francia seguirán la estela de la Ciudad de la Luz. Tras el capote recibido por la Comisión Europea, Airbnb comenzará a recaudar la tasa turística en 18 ciudades galas entre las que destacan Cannes, Lille, Lyon, Marsella, Toulouse y Montpellier.

La lista la completan Aix-en-Provence, Ajaccio, Annecy, Antibes, Aviñón, Biarritz, Burdeos, La Rochelle, Nantes, Niza, Saint-Malo y Estrasburgo. “Junto a París y Chamonix, que ya colaboran con nosotros desde hace meses, la veintena de destinos reúne a más del 50% de los viajeros que visitan el país”, señala la compañía.

En sólo tres meses, el impuesto generó 1,16 millones de euros en las arcas parisinas, el equivalente a 0,83 euros por persona y noche. En Chamonix, de apenas 10.000 habitantes, la cantidad fue de 40.000 euros durante los últimos seis meses de 2015.

Según los cálculos de la compañía, hasta 250.000 personas se alojarán en alguno de sus apartamentos durante la Eurocopa

El impacto de Airbnb a la economía gala no se limita al tributo que se impone a los viajeros. Durante este verano, la empresa generará 205 millones de euros en el país gracias a la celebración de la Eurocopa de fútbol.

Según los cálculos de la compañía, hasta 250.000 personas se alojarán en alguno de sus apartamentos, y los anfitriones se embolsarán 44 millones de euros gracias a las reservas. Mientras, el gasto de los turistas en el destino se estima de 161 millones de euros.

París volverá a recolectar la mayor parte de los ingresos, con 131 millones. A mucha distancia, Niza recaudará 20 millones, Marsella ingresará 18, Lyon se hará con 12 y Burdeos con 11.

“La implementación del tratado es un paso importante para simplificar la recaudación de la tasa y para precisar las normas del alquiler de viviendas", señalan desde Lisboa

La colaboración entre las autoridades locales y Airbnb también se da en la Península Ibérica. A mediados de abril, el gobierno comunal de Lisboa anunció un acuerdo con la compañía para recaudar la tasa turística en la ciudad. 

“La implementación del tratado es un paso importante para simplificar la recaudación de la tasa y para precisar las normas del alquiler de viviendas. Este tipo de alquiler es muy importante para la economía local, la creación de puestos de trabajo y para el ahorro de las familias”, señaló João Paulo Saraiva, concejal de Recursos Humanos y Finanzas.

El secretario general de la Organización Mundial del Turismo (OMT), Taleb Rifai, realizó la pasada semana un llamamiento a la industria turística para que acepte el cambio que ha impuesto la economía colaborativa. Rifai, que ha participó en Madrid en el foro 'Tendencias y talento para el avance de la economía turística en España', organizado por la escuela internacional de alta dirección hostelera Les Roches, ha afirmado que no se puede luchar contra lo que viene y hay que "aceptar el cambio", pues lo contrario "sería una batalla perdida".

Airbnb se afilió en mayo a la Organización Mundial del Turismo, una asociación que incluye a los líderes de la industria.  “Desde Cuba a Ciudad del Cabo, Airbnb ayuda a crecer y diversificar el turismo, y a democratizar sus beneficios entre las familias y las comunidades”, celebró en su momento Chris Lehane, responsable global de Asuntos Públicos de Airbnb.