En estas ciudades Airbnb solo es para vips

La falta de espacio y el alto precio de la vivienda dispara los precios de Airbnb en Tel Aviv.

En estas ciudades Airbnb solo es para vips

Los precios de Airbnb en Miami, Dubai o Tel Aviv son más caros que un hotel de categoría media-alta

Airbnb hace un par de años que busca quitarse el sambenito que es una opción de alojamiento de bajo coste. Para ello absorbió el catálogo de plataformas de apartamentos de lujo, y lanzó el servicio Airbnb Select, con opciones para estancias más exclusivas.

Para muchos propietarios el poder de Airbnb no tiene comparación, con cinco millones de anuncios en su plataforma. Por ello ofrecen en alquiler sus apartamentos de más de 100 metros cuadrados, sus casas en primera línea del mar y los áticos con vistas de ensueño.

En realidad no todos son dueños, sino que la tecnológica espoleó la llegada de multipropietarios (algunos con hasta 500 viviendas), o de empresas de alquiler de propiedades de lujo que presentan sus ofertas como si fueran sus residentes habituales.

Airbnb, tan caro como un hotel de cuatro estrellas

Hay ciudades en donde la noche de alojamiento cuesta tanto o más que un hotel de categoría media o media-alta. Según un estudio de Bloomberg, las plazas más caras se encuentran en Miami y Boston, donde una noche por Airbnb cuesta 175 y 166 euros, respectivamente.

Pero en cuanto a alquileres vacacionales de temporada, los récords se lo llevan la isla caribeña de St Barthelemy, donde cada estancia diaria cuesta 964 euros; seguida por el resort de esquí de Vail (Colorado), a 571 euros la noche, según la consultora AirDNA.

La presión sobre Airbnb se refleja en el precio

En EEUU, sobre todo en Nueva York, las ciudades siguen el ejemplo de San Francisco y redoblan la presión fiscal y turística sobre Airbnb. Por ello en esas ciudades muchos propietarios desisten de publicitar su vivienda para evitar problemas con el fisco o con los organismos de control.

Así, muchas propiedades que se listan son de personas que han realizado una cuantiosa inversión en mejorar su casa o apartamento, y que cumplen con las obligaciones tributarias.

Muchos propietarios en EEUU se preocuparon en realizar abultadas inversiones para alquilar sus viviendas y estar al día con el fisco

De hecho en Florida Airbnb está construyendo el primer bloque de apartamentos exclusivamente dedicado al alquiler, una forma de evitar problemas en los barrios y de que la responsabilice por el aumento en los precios de las propiedades.

Boom en Oriente Medio

Bloomberg, que usa una metodología diferente a la de Airbnb para calcular el promedio de los precios, informa de que Oriente Medio es la región con más presencia en las 15 ciudades más caras para alquilar con esta plataforma.

En su ranking Tel Aviv se encuentra en el cuarto puesto, Dubái en el quinto, Jerusalén en el noveno, Riad en el 11º y Kuwait City en el 15º.

En el caso de Tel Aviv, donde el promedio de alquiler se sitúa en 160 euros, así como Jerusalén, a 148 euros, los precios tienen más relación con el alto coste de la vivienda.

En Tel Aviv los precios tan caros de Airbnb se debe al alto coste de la vivienda

Según Yoav Kerner, experto en estadísticas de la universidad Ben-Gurion de Israel, el coste de mantener un apartamento en Tel Aviv (entre alquiler o hipoteca, además de los servicios) absorbe el 75% del salario medio de los ciudadanos.

Pero la llegada de Airbnb, y la posibilidad para muchas personas de aliviar sus finanzas, llevó a que el precio de los alquileres vacacionales suba un 10%, calcula Kerner.

Es el mismo fenómeno que sucede en Barcelona, Madrid, París y Roma, ciudades que ven una gentrificación de determinados barrios por la presión turística, y que armaron un frente en común para exigir controles a la Unión Europea.

Si se busca con paciencia, se pueden obtener tarifas de hasta un 50% más baratas en los hoteles de Dubái.
El 70% de las habitaciones de Dubái son de hoteles de cuatro estrellas o superior.

La experiencia del lujo en Dubái

En cuanto a Dubái, su promedio de 158 euros por noche en los apartamentos de Airbnb tiene más relación con el alto nivel de su hotelería, que cuenta con algunos de los establecimientos más caros y fastuosos del mundo. De hecho, el 70% de las plazas son de hoteles de cuatro estrellas o superior, calcula la firma inmobiliaria Chestertons.

El catálogo de 3.250 apartamentos de Airbnb en esta ciudad del Golfo se duplicó en dos años, impulsado por la política de alquileres más relajada del gobierno local.

Es que Dubái hecha toda la leña a la caldera del turismo, con el objetivo de llegar a los 20 millones de turistas, y convertirse en una de las diez ciudades más populares del mundo. Actualmente cuenta con 15,8 millones de visitas anuales, nada mal para una ciudad que en 1970 contaba con menos de 60.000 habitantes.