Carmena afila la guadaña contra los pisos turísticos

El precio de la vivienda en propiedad se encareció de media el 6,6% en el segundo trimestre de 2018.

Carmena afila la guadaña contra los pisos turísticos

El 90% de los pisos turísticos de Madrid podría quedar en la ilegalidad si se aprueba el nuevo plan de hospedaje

El Ayuntamiento de Madrid quiere reducir drásticamente la oferta de pisos vacacionales en la ciudad, sobre todo en los distritos con más demanda, como el Centro. Para las patronales hoteleras, el proyecto que pretende implementar el gobierno de Manuela Carmena acabará “con la barra libre de las viviendas turísticas” en la capital.

Alrededor de 80 asociaciones vecinales, empresas hoteleras y patronales de viviendas turísticas se reunieron con representantes del consistorio para conocer los planes para este sector.

Restricciones en el centro

El borrador del Plan Especial de Implantación de Uso del Hospedaje plantea la división de la ciudad en cuatro zonas, cada una con sus regulaciones.

La más restrictiva es la zona del Centro, donde casi no habrá posibilidades de obtener una licencia para nuevas viviendas turísticas.

Si se implementa el proyecto del Ayuntamiento de Madrid, el 90% de las viviendas quedará fuera de la ley

Otro punto clave es que los alojamientos tendrán que tener una entrada independiente desde la calle, lo que excluye a todas las propiedades que estén en edificios multifamiliares. Esto es lo que ya establece el Plan General de Ordenación Urbana (PGOU), que dice que cualquier actividad económica requiere de una licencia urbanística.

Impacto en el 90% de las viviendas

Si se ponen en marcha estas limitaciones, quedarían fuera de la ley el 90% de las viviendas turísticas que están en oferta (entre 63.000 y 70.000 camas), calculan las patronales como la Unión Empresarial por la promoción turística de Madrid y la Asociación de Empresarios del Hospedaje de la Comunidad Autónoma de Madrid (AEHCAM).

Así Madrid seguiría los pasos de Palma, que directamente prohibió las viviendas turísticas en edificios multifamiliares, lo que corta la actividad a la mayoría de los apartamentos vacacionales de la capital balear.

Excepciones al proyecto

En las excepciones en Madrid están los hostales abiertos antes de 1997 y las viviendas que se ofrezcan en alquiler por menos de 90 días al año. Para verificar que se cumpla esta normativa, que se pondría en marcha en octubre, el ayuntamiento se comprometió a realizar una tarea de vigilancia con la colaboración de plataformas como Airbnb y Homeaway, entre otras.

Crecimiento del 168%

Según la Asociación Empresarial Hotelera de Madrid (AEHM), la oferta de viviendas turísticas en la ciudad aumentó el 168% desde 2005 a 2017, “frente al 2% observado en los establecimientos reglados”.

Para esta entidad, este crecimiento es responsable de que en la ciudad se hayan caído las expectativas para el puente de mayo, cuya ocupación no llegó a superar el 75%. “Las previsiones para el Puente de San Isidro no son mucho más esperanzadoras, ya que hasta la fecha apenas superan el 70%”, indicó.