La estrategia de Colau para permitir más pisos turísticos

Una pareja de turistas esperan para entrar en un piso turístico de Barcelona. | EFE

La estrategia de Colau para permitir más pisos turísticos

Barcelona abrirá el grifo de licencias en los barrios menos saturados a cambio no perder suelo residencial

Carles Huguet

BARCELONA

06/12/2016 - 08:00h

El cierre de licencias de pisos turísticos en Barcelona es una de las quejas del sector en la ciudad. Además de la moratoria hotelera, el consistorio liderado por Ada Colau ha puesto en pie de guerra a los propietarios de viviendas de uso turístico; sean o no legales. En el nuevo Plan Especial Urbanístico de Alojamientos Turísticos (PEUAT) se contempla el cierre total del grifo de los permisos. Una medida drástica que será revisada durante las negociaciones necesarias para aprobar el proyecto.

Según explican fuentes municipales a Cerodosbé, el Ayuntamiento tendrá en cuenta parte de las alegaciones presentadas por las diferentes asociaciones y accederá a la existencia de nuevos establecimientos en las zonas menos saturadas de la ciudad, aquellas en las que también se tolerará el crecimiento hotelero.

Sin embargo, lo hará bajo una tajante condición: no se podrá reducir el suelo residencial a cambio viviendas de uso turístico. "Se autorizará la construcción de nuevos alojamientos siempre que vayan en detrimento de edificios de oficinas", detallan las mismas voces.

En febrero, desde el consistorio ya se advirtió que ningún edificio tipificado como un hogar "a fecha del 1 de julio de 2015" podría conseguir una licencia turística.

De este modo, se atenderá a uno de los grandes lamentos de patronales como Apartur que alerta desde el primer análisis del PEUAT que la congelación total de permisos "fomenta la ilegalidad". Enrique Alcántara, presidente de la asociación, ya avisaba de la necesidad de ordenar "una oferta que no va a desaparecer".