Uno de cada tres turistas elige la vivienda para el postureo

Más del 30% de los viajeros deciden dónde alquilar en función de su impacto en las redes.

Uno de cada tres turistas elige la vivienda para el postureo

El 32% de los viajeros prefiere alquilar una vivienda que sea bonita para lucirla en las redes sociales

Para uno de cada tres turistas lo más importante de una vivienda turística no es que esté cerca del destino, que cuente con buenas comodidades o que tenga el precio adecuado. Lo importante, según un relevamiento de Booking.com, es que sirva para el postureo en redes sociales.

El sondeo entre 19.000 usuarios de la plataforma de reservas hoteleras y de apartamentos indica que el 32% busca viviendas que sean ‘instagrameables’. Este porcentaje se dispara entre los turistas de la India (63%), China y Brasil (59%).

Postureo y mentiras por las redes

Es un resultado similar al que había obtenido Schofields Insurance, cuyo estudio reveló que cuatro de cada diez jóvenes no eligen su destino de vacaciones porque sea barato, le parezca exótico o le traiga recuerdos de la infancia: el 40% se decide en función si puede le aportar ‘likes’ en las redes sociales.

Más de la mitad de los encuestados reconocieron que el alojamiento no eran tan bonito como se veía en las fotos

El colmo del postureo llega a la confesión del 18% de los encuestados, que publicaron fotos de la casa de vacaciones simulando que era su vivienda habitual.

Las partes de los pisos o casas favoritas para subir a Instagram o Facebook son el salón (47%), el dormitorio (38%) y la cocina (23%).

modern décor
A más del 30% de los turistas lo que le importa es que la vivienda tenga calidad para ser exhibida en redes sociales.

Anzuelo para las reservas

Que haya fotos bonitas también es un buen anzuelo para concretar las reservas. De hecho, el 67% dijo que antes de cerrar una fecha prefieren ver qué tal lucen la habitación (67%), el baño (43%) y la sala de estar (35%).

Pero esta adicción a la tecnología visual y al retoque por filtros tiene una contrapartida: más de la mitad de los viajeros, el 56%, dijo que fue preso de la desilusión porque se alojaron en sitios que parecían más bonito en fotos.

Para el resto, el 41%, por suerte las fotos no hicieron suficiente justicia y consideraron que el alojamiento era mejor en la realidad que en imágenes.