Así han derribado los hoteleros la medida estrella de Ada Colau

Así han derribado los hoteleros la medida estrella de Ada Colau

Los inversores dinamitan la suspensión de licencias turísticas en Barcelona; la alcaldesa permitirá 18 alojamientos del medio centenar parados por temor a pagos millonarios

Ignasi Jorro

Barcelona

09/10/2015 - 19:27h

Ada Colau vuelve a chocar con Airbnb por la regulación de los alojamientos para turistas

Puño de hierro en guante de seda. Los hoteleros de Barcelona han derribado la suspensión de licencias de alojamientos turísticos con dos estrategias paralelas. Por un lado, los inversores con proyectos parados por el 'cerrojazo', que levantó el gobierno de Ada Colau (BComú) el 1 de julio, han bombardeado al Ayuntamiento con 26 recursos de nulidad. Por el otro, han dejado obrar al Gremio de Hoteleros, que ha mediado hasta 'rescatar' a 18 de la cincuentena de proyectos parados. 

El Ayuntamiento ha confirmado a 02B que publicará el informe de las licencias 'atrapadas' por la moratoria hotelera en diez días. Aunque rechaza dar cifras, serían 18 los proyectos que recibirán la luz verde, según La Vanguardia.

"[Los futuros hoteles] Recibirán la misma atención que se le dio al proyecto de hotel [gestionado por Hyatt]  de la Torre Agbar. No se les dispensará un trato especial. Si tienen certificado de aprovechamiento urbanístico, recibirán el mismo trato", ha señalado Agustí Colom, concejal de Turismo de Barcelona, a esta publicación. 

Documento crucial

Tener o no el documento será crucial. Los 18 proyectos de hotel en Barcelona que ya tengan la nota oficial, prosperarán. Los que no (una treintena), tendrán que esperar al fin de la suspensión, el 1 de julio de 2016. Si Ada Colau no la prorroga un año, como prevé la propia norma.

¿Por qué? "El 'parón' de licencias vulnera el artículo 105 de la Ley de Urbanismo de Cataluña. Los inversores con certificado de aprovechamiento, pueden reclamar el 'daño emergente", insisten fuentes de la abogacía.

El resultado ha sido un alud de recursos en el TSJC contra la suspensión hotelera. "Barcelona se arriesgaba a pagos millonarios si el juez les daba la razón", abundan las mismas fuentes. 

¿Y los que quedan fuera?

Con Colau doblegada, quedan otra treintena de proyectos que no tuvieron tiempo de tramitar el certificado. Uno de estos inversores es tajante: "Somos un proyecto pequeño. No tenemos el documento. El consistorio nos dice que esperemos al fin de la moratoria, en 2016 o 2017", subraya. 

Otro hotelero 'atrapado' lamenta la falta de información. "Desde los distritos de Barcelona no dan información. No dicen nada", se queja. En estas condiciones, y sin poder para intimidar al consistorio, deberán esperar.

El papel del Gremio de Hoteles 

En la derrota parcial de Colau, el Gremio de Hoteles ha jugado un papel clave. "Ha mediado. Ha actuado con buen hacer, y ha podido desbloquear proyectos", explica un hotelero. La patronal, con su presidente Jordi Clos a la cabeza, apoyó la medida en un principio, para tomar una actitud más beligerante tras recibir críticas.

La palabra suave de Clos y el acoso y derribo judicial han tumbado parte de la medida estrella del gobierno de BComú. "Colau necesitaba alzar una bandera contra la masificación turística. Lo llevaba en su programa. Pero se precipitó, y ahora ha tenido que rectificar", concluye el dueño de dos hoteles en Barcelona. La respuesta al desaguisado, en diez días.