Así se forjó el imperio Hotusa

Así se forjó el imperio Hotusa

Amancio López, presidente del grupo hotelero español, empezó su carrera pidiendo ser director general en una oferta de trabajo para recepcionista

Ignasi Jorro

Barcelona

30/09/2015 - 20:10h

El hotel Eurostars Madrid, una de las joyas del portafolio de Hotusa

Todo empezó con un formulario. Amancio López, con 22 años, acudió a una entrevista de trabajo para recepcionista en un hotel de Barcelona en 1977. El directivo "hizo una larga cola" hasta la entrevista. Una vez allí, rellenó el formulario, y en 'otras posiciones deseadas' escribió "director general". Aquella ambición despertó el interés del responsable de Recursos Humanos, que le llamó. Era el primer cabo de un hilo personal que ha acabado en imperio hotelero, el Grupo Hotusa, con 2.595 alojamientos asociacios, 141 propios y el oro en el ránking mundial de consorcios hoteleros.

Image and video hosting by TinyPic


"Nací en una casa rural cerca de Chantada (Lugo). Guardo una especial admiración y respeto para mis padres, que eran viudos de padre y madre y nunca habían salido de allí. Pero ofrecieron un futuro a sus hijos, consiguiéndoles becas", ha admitido el directivo en un almuerzo organizado por PricewaterhouseCoopers en Barcelona. 

La ciudad de los prodigios

Antes de su entrevista en Barcelona, un joven López había trabajado en un hotel en Menorca, y hecho el servicio militar en la ciudad condal. "Era la ciudad de los prodigios. Decidí quedarme", explica. 

En la ciudad condal se gestó el embrión del coloso turístico. La firma nació en 1977 con 150.000 pesetas de capital inicial y tres socios. "Siguen ahí. Nunca hemos repartido dividendos ni aportado más capital social", indica el hotelero. Los primeros pasos fueron difíciles. "No sabíamos ni cómo se vendía un vuelo en una agencia de viajes. No sabia nada. Pero recorrí las agencias de viajes y aprendí", abunda.

Conversión en cadena 

La firma arrancó como gestora de ventas de hoteles independientes. ¿Qué la hacía diferente? "Fuimos a una feria en París y había 30 como nosotros. Pero estaba convencido que la nuestra iba a triunfar. ¿Por qué? Porque estaba profesionalizada y porque queríamos internacionalizar desde el primer momento", revela.

Image and video hosting by TinyPic


"Durante 15 años crecimos muy lento. En 1991 éramos 30 personas, y empezamos a tener inquietudes por la gestión: queríamos ofrecer servicios, calidad. Era un momento de crisis, con la invasión de Kuwait. Hasta tres años después, en 1994, no tuvimos nuestro primer hotel". 

Matemáticos en Hotusa

Con este particular inicio, el directivo, ya en la cúspide, da su receta para que una empresa prospere. "Sobrevivir. Una empresa tiene que tener claro que sobrevivir en cualquier entorno es su obsesión. ¿Cómo hacerlo? Aprovechando los puntos fuertes y las ventajas competitivas", prescribe. 

Para los que empiezan, o las cadenas en problemas, el hotelero da tres claves. "A corto plazo, la obsesión es la eficiencia, la mejora continua. Dos, el crecimiento, diversificar riesgos. Y tres, innovación en el sentido estratégico: hacer cosas que sirvan en un futuro, en veinte años", clarifica. El ejecutivo aconseja estimar ratios mes a mes. Tanto es así que Hotusa ya trabaja con matemáticos para racionalizar sus procesos de decisiones.

Antes, sin embargo, hay que ser mejor de los competidores. ¿Cómo? "Si eres hotelero debes saber predecir cómo evolucionará la demanda a seis meses, los precios. Tener una estructura organizativa ligera, parecida a células de guerrilla. Ésto permite fidelizar mejor al cliente", concluye. 

Imperio

El grupo hotelero prevé llegar a los 1.000 millones de facturación este año, tras crecer un 14% el ejercicio anterior. Presente con hoteles propios en 22 países, su principal directivo arroja luz sobre cómo se ha construido el titán hotelero. "Dos líneas: internacionalización, salir fuera, e innovación con vistas al futuro". De hecho, el miércoles Hotusa ha anunciado la creación de Hotusa Ventures, un fondo de ayuda a las start-ups tecnológicas dedicadas al sector turístico.