Bajan casi un 5% los precios de las habitaciones de hotel en España

Bajan casi un 5% los precios de las habitaciones de hotel en España

La media por noche es de 67,31 euros. La visita del Papa incrementó las tarifas en Madrid

Redacción

06/10/2011 - 13:36h

Los precios de las habitaciones de hotel en las ciudades españolas han caído un cerca de un 5% en agosto respecto al mismo mes del año pasado. La media se sitúa en 67,31 euros por noche, por lo que continúa la tendencia a la baja, según los índices del barómetro de precios de hotel.info.

Barcelona se posiciona de nuevo como el destino hotelero más caro, con un precio medio por habitación de 94,92 euros y un incremento del 4,69%.

En segundo lugar figuran los hoteles madrileños, que ascienden sus precios en un 8,8%, con una media de 70,50 euros por habitación y noche. En este caso, la subida se relaciona con la masiva asistencia de personas a la Jornada Mundial de la Juventud 2011 de Madrid y la presencia del Papa.

Menos caras

Los visitantes de Valencia y Sevilla se han beneficiado, en cambio, de una reducción superior al 20% del precio del pasado año.

La más barata es Zaragoza. Allí pasar una noche de hotel cuesta de media 55,38 euros, incluso a pesar de que los precios de la ciudad del Ebro hayan aumentado un 6,3% .

¿Cuánto nos cuesta la noche en otros países?

Oslo ocupa el primer puesto, con una media de 150,75 euros por habitación y noche. Le sigue Moscú, que cuesta de media 146,55 euros por pernoctar en sus hoteles y un incremento del 10,61%.

Sin embargo, los turistas que llegan a Berlín y Madrid no llegan a pagar ni la mitad de ese precio, ya que su media está en 70 euros.

Contrariamente, ciudades como Atenas reflejan los efectos de la crisis y una reserva ha bajado hasta un 7,53 por ciento menos que en agosto de 2010.

La Gran Manzana de Nueva York o Río de Janeiro han registrado un aumento del 19,55% en sus precios hoteleros y una media de 165,30 para dormir por noche. En el extremo opuesto se encuentra Shanghái, como dice el mismo estudio en años pasados. Pernoctar allí cuesta menos de la mitad que la capital estadounidense.