Barceló recibe luz verde para integrar Occidental Hoteles

Simón P. Barceló, en un acto reciente de la Universidad Nebrija (Madrid)

Barceló recibe luz verde para integrar Occidental Hoteles

La compañía española sumará 4.011 habitaciones en 11 hoteles en México

Redacción

03/08/2015 - 13:06h

Barceló ha adquirido definitivamente Occidental Hoteles tras la aprobación del supervisor mexicano de Competencia, por lo que procederá a invertir entre 120 millones de dólares (109 millones de euros) y 150 millones de dólares (136 millones de euros) en renovar los establecimientos incorporados.

El pasado 4 de mayo, Barceló se hizo con el primer paquete de acciones de Occidental Hoteles. En concreto, con aquellas en manos de accionistas minoritarios, el 42,5% del total. Más tarde, la compañía española llegó a un acuerdo para adquirir el 57,5% restante que estaba en posesión del BBVA.

Las propiedades se distribuyen en México (seis hoteles y 2.054 habitaciones), dos en Cozumel, tres en la Rivera Maya y uno en Puerto Vallarta; en República Dominicana (dos hoteles en Punta Cana y Santo Domingo con 1.130 habitaciones), Costa Rica (dos hoteles en Golfo Papagayo con 459 habitaciones) y Aruba (un hotel en Palm Beach y 368 habitaciones).

En régimen de gestión opera el hotel Occidental Grand Cartagena Resort, de 164 habitaciones, en Cartagena de Indias (Colombia) y el Royal Oassis by Occidental, de 128 habitaciones, en Puerto Príncipe.

Además, afronta la revisión de la estructura de marcas de Occidental para así integrarla al portafolio actual del grupo.

Barceló Hotels & Resort, división hotelera de Barceló Corporación Empresarial, cuenta con 94 hoteles urbanos y vacacionales de cuatro y cinco estrellas, con una oferta que suma las 30.000 habitaciones.

Entre ellos, figuran 16 hoteles en México y tres en Costa Rica, además de Cuba (un hotel), Guatemala, Ecuador y Nicaragua. También controla el 40% del accionariado de Crestline Hotels & Resorts, compañía gestora independiente de Estados Unidos que cuenta con 74 establecimientos.

Occidental Hoteles

En diciembre de 2014, Occidental Hoteles anunció que operaría independientemente, tras finalizar el proceso de venta de meses atrás con lo que BBVA y Pontegadea, brazo inversor de Amancio Ortega, se mantuvieron en el capital. Fundada en 1982, Occidental Hoteles estaba controlada por el BBVA y por Pontegadea desde 2007.

A finales de 2014, Occidental Hoteles & Resorts decidió no renovar los contratos de gestión de sus cuatro hoteles en Cuba y que vencían en diciembre de 2014.

En 2013, logró los primeros beneficios desde el ejercicio 2005 y su ebitda se situó en 45,2 millones de euros. Supuso un incremento del 7,4% respecto al año anterior y el doble registrado en 2010.