Barcelona vende licencias para pisos turísticos por 70.000 euros

Barcelona vende licencias para pisos turísticos por 70.000 euros

Las transacciones de permisos entre particulares aumentan su precio por encima de las perspectivas

Gabriel Trindade

Barcelona

11/12/2013 - 20:28h

Las Ramblas, en el centro de Barcelona
Quien tiene una licencia turística en el centro de Barcelona tiene un tesoro. Bien lo saben los propietarios. Fuentes del sector apuntan que en los últimos meses los precios de los permisos de segunda mano se han elevado a sumas desorbitadas. Así, indican que las transacciones entre particulares son de entre 40.000 euros y 70.000 euros.
      
 
Recientemente, se ha vendido una licencia de hotel de 50 plazas a 15.000 euros cada una
 
Adquirir un permiso ya vigente es la manera más efectiva de entrar en el negocio. Pese a que el Ayuntamiento de Barcelona ha aprobado una polémica normativa más laxa para que prolifere el negocio turístico en el distrito de Ciutat Vella (el barrio histórico de la capital catalana), tramitar una licencia tanto para hoteles como para apartamentos turísticos supone una importante inversión de dinero y sobre todo de tiempo y nada garantiza que la empresa llegue a buen puerto.

El Gremi d'Hotels de Barcelona gestiona desde principios de octubre una bolsa de permisos que pone en contacto a la oferta y a la demanda. El sistema prevé la posibilidad de acceder al rescate de licencias tanto para establecimientos ya existentes como para aperturas. La patronal prefiere no desvelar los precios que se están pagando por ellos pero sí reconoce que las cantidades de las operaciones que se han cerrado superan por mucho sus expectativas. Además, añade que la demanda es exagerada: por cada permiso que sale a la venta, hay siete compradores.

De hecho, reconocen que su formulario --donde se debe indicar el precio del permiso-- se ha quedado corto y tendrán que modificarlo para introducir cifras más abultadas. El actual se divide por categorías que fijan el precio de la cama entre 5.000 y 20.000 euros.

Las mismas fuentes del sector indican que durante estos pocos meses se ha cerrado la venta de la licencia de una pensión de unas 50 camas. El precio que se ha pagado ha sido de 15.000 euros la plaza. Un total de 750.000 euros sólo en documentación.

La regulación de este comercio de licencias ha despertado el interés de vender por parte de los propietarios. “Existía mucho desconocimiento sobre lo que podían hacer con el permiso o no. La llegada del Gremi d'Hotels, además de la legislación del Ayuntamiento de Barcelona y la de la Generalitat --que está completando un registro de las propiedades turísticas de Catalunya-- han dado un marco apropiado para que aumenten estas transacciones”, explican.