Basta de patatas fritas: descubrir estos minibar sí que son un placer

Ojalá todos los minibar fueran tan elegantes como los del hotel Fauchon, de París. Foto: Hotel Fauchon.

Basta de patatas fritas: descubrir estos minibar sí que son un placer

Muchos pasajeros esquivan a los minibar por ofrecer más de lo mismo. Pero hay hoteles que presentan productos gourmet que seducen a sus clientes

Juan Pedro Chuet-Missé

Barcelona

30/12/2019 - 12:55h

Hace casi 50 años un hotel de la cadena Hilton en Hong Kong puso en marcha una idea que revolucionó la hostelería: un pequeño refrigerador con bebidas y snacks. El primer minibar de la historia permitió que los hoteles catapulten sus ingresos, pero muchos pasajeros se resisten a consumir la Coca-Cola o los M&M de su interior a un precio, muchas veces, exorbitado.

Ya lo decía el cómico estadounidense Rich Hall: “los minibar son como una máquina del tiempo: te permiten saber cuánto costará una lata de Pepsi en 20 años”.

[Para leer más: Así engordan sus bolsillos los hoteles con los extras]

Pero pagar tres a cinco veces más el valor de un agua o una tableta de chocolate cansa a muchos pasajeros, por más alto poder adquisitivo que tengan. Por ello muchos hoteles buscan dar un toque diferente a los productos de su minibar.

Fashion

Por ejemplo, cada una de las 54 habitaciones del hotel Fauchon de París tienen un coqueto armario, pequeño, de color rosa metálico, con un despliegue de productos delicatessen como macarones, madalenas, latas con foie gras, trufas de chocolate y, como no podía ser de otra manera, una botella de champagne.

El minibar del hotel Fauchon es elegante hasta en su diseño. Foto: Hotel Fauchon.

El minibar del hotel Fauchon es elegante hasta en su diseño. Foto: Hotel Fauchon.

La elegancia del hotel Fauchon, de París, se refleja tanto en el diseño de su minibar como en los productos gourmet de su interior

Por 160 euros uno puede darse un pequeño festín gourmet, y si sobra algo, el hotel ofrece un elegante packaging para llevárselo a casa.

Saludable

La cadena de hoteles Equinox, de Nueva York, vinculan la hostelería con la vida sana con su franquicia de gimnasio.

Para seguir en la tónica, los minibar despliegan barras de granola sin gluten (10, 5 euros), snacks de algas (10 euros), alimentos probióticos (17,5 euros), té fermentado (siete euros) y hasta productos para el cuidado facial (23 euros). Detalle: hasta las gominolas de ositos son veganas y orgánicas, informa el Daily Mail.

Elegante

Si el complejo Joali Maldives tiene su propia galería de arte, que nadie espere encontrar refrescos y chocolates convencionales en su minibar.

[Para leer más: ¿Por qué el mini bar tiene que ser mini?]

Allí hay vasos decantadores diseñados por el artista turco Feleksan Onar, botellas de agua en bonitos envases rosados, y una licuadora con una canasta llena de frutas tropicales para que uno pueda crear sus propios cócteles y batidos.

Nostálgico

El Football Hotel, de Mánchester, tiene un minibar que se ofrece sin recargo adicional, con una serie de chuches que son un viaje a la infancia de los huéspedes mayores de 40 años.

El establecimiento, propiedad de los ex jugadores de fútbol Ryan Giggs y Gary Neville, ofrece snacks Space Raiders Club, dulces efervescentes Fizz Wizz y caramelos similares a los chupa-chups.

Chuches para nostálgicos en este hotel. Foto: Football Hotel.

Chuches para nostálgicos en este hotel. Foto: Football Hotel.

Localistas

En el hotel Andaz, de Tokio, nadie encontrará productos occidentales en el minibar. Allí solo hay productos locales, como galletas de arroz, jugo de vegetales y caramelos de matcha.

Varios hoteles como el Andaz, de Tokio, solo ofrecen productos locales para promover a las industrias de la región

Uno de los delicatessen más interesantes son los yokan, un tradicional postre de gelatina espesa.

andaz tokio

Sólo productos locales en el minibar del hotel Andaz. Foto: Hotel Andaz.

Otro hotel que puntualiza una propuesta localista en su minibar es el Thompson, un establecimiento boutique de Nashville, donde al abrir la puerta se encuentran los mezcladitos de frutos secos Music City Munchie Mix y las galletas saladas de Hot Chicken Crackers, producidas por fábricas de la ciudad.

Vegano

El Hilton London Bankside es el primer hotel vegano del Reino Unido. Por supuesto que su minibar no iba a ser la excepción, con una propuesta de bebidas de frutas, snacks, cereales y barras sin productos de origen animal.