BCN cobra 400.000 euros anuales por el retraso del barco hotel

BCN cobra 400.000 euros anuales por el retraso del barco hotel

La nave, propiedad de la empresa Sunburn Oy y Husa, debería haber atracado en el puerto en 2008

Recreación del barco en el puerto del Fòrum
Aunque el Fórum de las Culturas de Barcelona bajó su persiana un lejano 26 del septiembre de 2004, lo cierto es que muchos epílogos derivados de aquella aventura se han resuelto en los últimos años. Incluso, hay algunos que aún esperan un final. Ése es el caso del barco hotel que debía haber atracado en el muelle del puerto del Fòrum, en el municipio de Sant Adrià de Besos, en el año 2008.

A fecha de hoy, el Ajuntament de Barcelona tendría que haber ingresado 1,6 millones por los cuatro años de retraso acumulados. Pero no ha sido hasta este 2012, cuando el nuevo equipo municipal, liderado por Xavier Trias, ha empezado a cobrar la compensación.

Entre 2008 y 2011, bajo el mandato del alcalde socialista Jordi Hereu, el Consistorio renunció a cobrar la multa de 400.000 euros por año de retraso que debía pagar la compañía finlandesa Sunborn y el grupo hotelero Husa (participa en el 20% del proyecto). Tras varias quejas de los grupos municipales --en especial del Partido Popular--, el equipo municipal de Trias cobra desde febrero de este año el retraso, según fuentes del propio Consistorio.

El contrato firmado en 2006 entre la alianza de empresas y el entonces alcalde Joan Clos (PSC) acordaba que el barco podría estar amarrado desde el año 2008 hasta 2013 durante 10 meses anuales en el puerto del Fòrum.

Características

El barco hotel, todavía en construcción, será un establecimiento de cinco estrellas gran lujo de 140 metros de eslora. La embarcación sumará 15.000 metros cuadrados entre las siete plantas de altura. Según fuentes de la propia compañía, la nave contará con 186 habitaciones con un coste de 250 euros la noche. Además también incluirá salones para celebrar convenciones y congresos con capacidad para 500 personas, dos restaurantes, zona de copas y un spa.

La última fecha que se dio sobre la llegada de la nave fue para el pasado abril. Tanto Sunburn y Husa como el Ayuntamiento se mostraron muy positivos en otro del año pasado en un artículo pulicado por el diario La Vanguardia al respecto del impulso que el barco ofrecería a una zona destinada a ser el motor económico de la ciudad y que ha quedado a medio gas. Por ahora, no hay nuevas previsiones.