BCN pone coto a la demanda de licencias de pisos turísticos

BCN pone coto a la demanda de licencias de pisos turísticos

Los permisos concedidos por el Ayuntamiento se ha incrementado el 180% en dos años

Las Ramblas, en el centro de Barcelona
Barcelona suspenderá este miércoles la concesión de nuevas licencias de pisos turísticos en algunas de las zonas más visitadas de la ciudad. La suspensión, que durará medio año, la ha anunciado en rueda de prensa el líder del PP en el consistorio, Alberto Fernández Díaz, que ha presentado esta medida que este miércoles aprobará el gobierno municipal a instancias de los populares.
      
 
En muchas ocasiones "se generan conflictos" en relación al descanso y a los derechos de los vecinos, apunta Fernández Díaz
 
Alberto Fernández ha asegurado que los datos oficiales reflejan que es necesario actuar, porque las licencias de viviendas para uso turístico se han disparado en poco tiempo. De 2.680 a finales del año 2011 a los 7.480 este año, casi un 180% más.

"Prácticamente se han multiplicado por tres en dos años los apartamentos regularizados en toda Barcelona, y se debería añadir los que funcionan ilegalmente", ha apuntado el edil popular, que ha concretado que entre enero y febrero, el consistorio había concedido 436 licencias.

También ha destacado que el Eixample se ha consolidado como la zona que más concentra los pisos turísticos, especialmente en las inmediaciones de la Sagrada Familia, y ha concretado que el distrito ha pasado de tener 1.051 viviendas turísticas en diciembre de 2011 a unas 3.500 el pasado febrero, según los datos que ha facilitado el edil.

El edil ha recordado que, si en una escalera de vecinos una de sus viviendas se reconvierte en piso turístico, en muchas ocasiones "se generan conflictos" en relación al descanso y a los derechos de los vecinos. "Muchas veces es sinónimo de molestias y perturbaciones, y no podemos permitir que se hunda la convivencia" en la ciudad por este fenómeno, ha agregado el concejal, que ha relatado las dificultades que hay para lograr que los afectados sean atendidos por el inspector, porque sólo hay uno especializado en la materia para toda la comarca del Barcelonès.