Carmena acorrala a los pisos turísticos en Madrid

El centro de Madrid tiene la mayor proporción de pisos turísticos de la capital. Foto EFE.

Carmena acorrala a los pisos turísticos en Madrid

Su plan limitará hasta un 95% los pisos turísticos al exigir un acceso independiente desde la vía pública

Mar Nuevo

Madrid

20/03/2019 - 13:16h

El plan para limitar los apartamentos turísticos en Madrid y que prevé nuevas restricciones al uso turístico de viviendas en la almendra central de la ciudad está más cerca de convertirse en realidad, gracias al dictamen favorable de la comisión de Desarrollo Urbano Sostenible del Ayuntamiento.

Así, el Plan Especial de Hospedaje (PEH) será aprobado previsiblemente en pleno municipal la próxima semana, ya que cuenta con el apoyo de Ahora Madrid y el PSOE, frente al rechazo de PP y Ciudadanos.

La normativa limita a 90 días la posibilidad de alquilar una vivienda con fines turísticos sin permiso y, a partir de ese plazo, obliga a obtener una licencia de uso terciario (de hospedaje)

[Para leer más: El Gobierno impulsará un registro único de pisos turísticos]

Cerrojazo a los pisos turísticos

La normativa limita a 90 días la posibilidad de alquilar una vivienda con fines turísticos sin permiso y, a partir de ese plazo, obliga a obtener una licencia de uso terciario, de hospedaje.

Para obtener esta autorización, los alojamientos turísticos que compartan edificio con viviendas de uso residencial deberán tener en las zonas más saturadas un acceso independiente, de forma que vecinos y turistas no compartan entrada, portal o ascensores, por lo que en la práctica será muy complejo instalar este tipo de usos en el centro.

Los alojamientos turísticos que compartan edificio con viviendas de uso residencial deberán tener en las zonas más saturadas un acceso independiente, lo que llevará "a que el 95% de las viviendas con licencia no pueda seguir operando", denuncia Asotur

Esta regla en particular es considerada “de imposible cumplimiento” por la Asociación de Gestores de Apartamentos Turísticos y Vacacionales de Madrid (Asotur), cuyo presidente, Chema González, señaló a Cerodosbé que “llevará a que el 95% de las viviendas con licencia no puedan seguir operando”.

[Para leer más: 60.000 pisos turísticos en jaque en la Comunidad Valenciana]

Nuevas restricciones 

El PEH establece nuevas condiciones para el uso turístico de edificios residenciales en función de cuatro parámetros: el nivel de usos admitido, el nivel de protección del edificio, el uso implantado y la zona de ubicación del edificio.

Los hoteles que quieran implantarse en un edificio completo de uso residencial deberán acreditar en un plan especial que no es viable rehabilitar el inmueble para uso residencial

Así, y como novedad respecto a la redacción inicial del plan, los hoteles que quieran implantarse en un edificio protegido de uso residencial deberán acreditar en un plan especial que no es viable rehabilitar el inmueble para uso residencial.

No obstante, las restricciones no afectan a toda la ciudad, sino únicamente a los barrios de la almendra central, distribuidos en tres anillos concéntricos, con diferentes limitaciones en función de la saturación de alojamientos.

El distrito de Centro (primer anillo), el distrito de Chamberí completo y parte de los distritos de Chamartín, Salamanca, Retiro, Arganzuela y Moncloa-Aravaca (segundo anillo), y los barrios de la Almendra Central, a los que se suman otros de los distritos de Usera, Carabanchel y Latina (tercer anillo) son los principales afectados.

Objetivo: frenar el uso turístico de viviendas

El objetivo del Consistorio madrileño es “frenar la conversión de viviendas en alojamientos en el centro y buscar que el hospedaje se extienda a otras zonas de la ciudad” para "redistribuir la actividad económica a la vez que descargar la concentración del centro histórico", según señaló el Ayuntamiento en un comunicado.

El objetivo del Consistorio madrileño pasa por “frenar la conversión de viviendas en alojamientos en el centro" y buscar que el hospedaje se extienda a otras zonas de la ciudad para "redistribuir la actividad económica a la vez que descargar la concentración del centro histórico"

Su propuesta, añadió, persigue “compatibilizar los intereses colectivos, como la protección del medio ambiente o el derecho al descanso del vecindario, con el interés de los propietarios por obtener un rendimiento económico de sus bienes inmuebles” y no impide, a su juicio, las “formas de economía colaborativa que no impliquen una actividad de uso terciario”.

Tras la luz verde recibida por parte de la comisión, el plan será elevado al Pleno del próximo día 27 de marzo para su aprobación definitiva.

El plan en los tribunales

Inmediatamente después de conocerse la aprobación, Asotur confirmó a Cerodosbé que recurrirá este plan con el fin de “luchar contra todas las trabas y limitaciones que impondrá  a las viviendas de uso turístico, por lo que en última instancia serán los tribunales los que decidan si dichas trabas y limitaciones son legales o, por el contrario, deben anularse y dejarse sin efecto”.

Tras conocerse la aprobación por parte de la comisión, Asotur señaló que recurrirá este plan con el fin de “luchar contra todas las trabas y limitaciones que impondrá  a las viviendas de uso turístico"

Cabe recordar que existe un proceso abierto ante el Tribunal Superior de Justicia de Madrid contra los acuerdos de la Comisión de Seguimiento del PGOU de Madrid y de suspensión de licencias de los pisos turísticos que ya operaban, de febrero de 2018.

En paralelo, la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) también se posicionó en contra de la normativa de pisos turísticos de Madrid, así como las de otras ciudades como Bilbao y San Sebastián, al considerar que disminuyen la libre competencia y perjudica a los usuarios de este tipo de alojamientos.