Catalonia y Room Mate lideran el desembarco español a los Andes

Catalonia y Room Mate lideran el desembarco español a los Andes

La industria turística española ha puesto el foco en los países de Latinoamérica

Carles Huguet

Barcelona

19/12/2015 - 00:08h

Uno de los establecimientos de Hoteles Royal en Colombia

La industria turística española fija sus ojos en Latinoamérica. "El momento es ahora, quien lo haga en dos o tres años lo hará tarde", avisan los expertos, y los empresarios de la Península Ibérica han tomado nota. La mayoría de las compañías peinan la región en busca de oportunidades, pero son dos las que más interés han mostrado hasta el momento. Hoteles Catalonia y Room Mate sondean varias inversiones en la parte superior de los Andes para desembarcar en el continente.

La cadena catalana ha enviado a una persona a Panamá para coordinar las aperturas en la zona. Por el momento no se ha producido, pero fuentes del sector apuntan que están estudiando proyectos en Colombia, Ecuador y Perú. Alguno, incluso, muy cerca de cerrarse. Se trataría del primer hotel en Sudamérica tras contar con una presencia en Punta Cana y la Riviera Maya.

Por su lado, la firma de Kike Sarasola, mira con especial cariño al país cafetero. El antiguo jinete olímpico jamás ha ocultado su ambición por adentrarse en el estado de origen de su familia materna. Las mismas fuentes explican que el objetivo principal es establecerse en Cartagena de Indias, la joya de la corona de la región por sus desorbitados precios. Hasta el momento, pero, no se ha llegado a un acuerdo por razones económicas. "La mayoría de establecimientos en la ciudad son antiguos palacetes muy exclusivos y, claro, esto tiene un coste", abundan.

NH y Barceló, establecidas

Las dos firmas españolas con más presencia en la región son NH y Barceló. Sin embargo, con un método diferente: La adquisición de sociedades locales. La cadena madrileña compró en marzo de 2015 la colombiana Royal en una operación valorada en más de 87 millones de euros.

Por su lado, la empresa balear completó en junio la absorción del 57% de Occidental Hoteles, con una enorme presencia en el Caribe, salpicada de contratos en el sur. La firma gestiona el desembarco al continente desde la oficina en Miami, a través de la que han tenido contactos, por ejemplo, con autoridades colombianas.

La franquicia, un escollo

Uno de los problemas para el desembarco de sociedades españolas a la región es que impera el modelo anglosajón basado en la franquicia. "En España existe una mentalidad muy patrimonialista", explicaba Bruno Hallé, de la consultora Magma, en su día a 02B. Sin embargo, el pensamiento cambia gradualmente y en la jornada organizada por ProColombia el pasado lunes, hoteleros de cadenas pequeñas ya sondeaban la incursión en la región.