Cataluña cierra el paso a los anfitriones de Airbnb

Cataluña cierra el paso a los anfitriones de Airbnb

La Generalitat rechaza exportar los modelos de compartir casa de Ámsterdam o Londres

Ignasi Jorro

Barcelona

22/09/2015 - 20:37h

Anfitriones de Airbnb y similares protestan en Barcelona.

Cataluña cierra el paso a los anfitriones de Airbnb y Homeaway, entre otros portales. La directora general de Turismo de la Generalitat aseguró en una reunión privada la pasada semana que "no tiene intención" de modificar el proyecto de decreto de reglamento de Turismo de Cataluña que, en teoría, legalizaría compartir viviendas.

Según la asociación de anfitriones de Barcelona, no es así. "Pone cortapisas y cercena una actividad que llevan a cabo 5.000 personas en la ciudad: alojar a turistas", explica Ricardo Ramos, portavoz de la Asociación de Anfitriones de Barcelona. 

¿Profesionales o no?

En el centro del debate está la cuestión de ser o no profesionales. "El decreto nos quiere equiparar a apartamentos turísticos, cuando no es lo mismo. El homesharing –alojar a turistas- es algo que se hace para complementar el sueldo o la pensión. Pagando impuestos, claro", añade el profesional. 

El proyecto de texto establece requisitos a los anfitriones y les obliga a inscribirse en el Registro de Turismo de Cataluña. Además, fija cuatro meses máximos de estancias no superiores a 31 días.

Mazazo de Competencia 

Precisamente, los reguladores discrepan de las condiciones. "Ya que estos tipos de iniciativas de alojamiento turístico suponen un beneficio en términos de competencia, requieren una regulación flexible", reza un informe reciente de la Autoridad Catalana de la Competencia (ACC).

El ente aboga por simplificar la legislación y fijar condiciones "mínimas" para la oferta tradicional y las opciones de alojamiento de economía colaborativa. En síntesis, el documento cree que el gobierno catalán pretende regular el homesharing de forma "restrictiva" sin dar respuesta a la "simplificación" normativa necesaria para dar cobijo legal a la actividad.