Cinco nuevos hoteles para estrenar la primavera

El hotel en el reino de la felicidad. Foto: Six Senses Group.

Cinco nuevos hoteles para estrenar la primavera

De Barcelona a Namibia y de California a Bután, buscamos los hoteles más nuevos y apetecibles para programar la próxima escapada

Mar Nuevo

Madrid

10/03/2020 - 16:52h

Paraísos urbanos, en medio de dunas o escondidos en el país de la felicidad, estos son algunos de los nuevos hoteles que se estrenan esta primavera y que invitan a un viaje que nos lleva de Barcelona a Bután, pasando por Namibia, Palm Springs y las playas de Malasia.

[Para leer más: Casa Formentera, así es lo nuevo de Pachá en Baleares]  

Kimpton Vividora, Barcelona

El Barrio Gótico de Barcelona tiene un nuevo y flamante huésped: el primer Kimpton -la marca de hoteles boutique de Grupo Intercontinental (IHG) ha abierto sus puertas inspirado precisamente en la ciudad Condal.

Cada espacio común, cada habitación y cada suite es reflejo del espíritu y el carácter de la ciudad y cuentan con detalles contemporáneos y objetos realizados por artistas y artesanos locales.

El hotel, de 156 habitaciones, cuenta también con varias propuestas gastronómicas, entre ellas el Café Got, que ofrece durante el día una variedad de platos pequeños y por la noche vinos, vermús caseros, cócteles y tapas; Fauna, el restaurante principal, con un menú diseñado por el chef Ferrán López; y la Terraza de Vivi, de cócteles y picoteo junto a la piscina.

Kimpton vividora. Foto IHG Group

Kimpton vividora. Foto: IHG Group.

Six Senses Bumthang, Bután

El quinto de los resorts Six Senses en Bután completa la expansión de la firma en el país y añade un atractivo extra al pequeño reino budista del Himalaya. Localizado en Bumthang, Cuenta con solo ocho suites (eso sí, de 225 m2) que emergen del bosque, rodeadas de altos pinos, monasterios y monumentos sagrados, e impregnadas de diseño local, rústico pero extremadamente lujoso, con muebles de madera reciclada y tejidos naturales.

Destacan las impresionantes vistas -se autodefine como “un bosque dentro de un bosque”- y la cálida hospitalidad. Y es que no por nada el país se considera el reino de la felicidad. Como es habitual en los Six Senses, cuenta con una generosa oferta relacionada con el bienestar, con terapias de spa, sesiones de yoga y meditación privadas, instalaciones de vapor y sauna y una impresionante piscina cubierta.

Six Senses Bhutan emerge en el bosque de Bután. Foto Six Senses.

Six Senses Bhutan emerge en el bosque de Bután. Foto: Six Senses.

Kwessi Dunes, Namibia

En el corazón de la Reserva Natural NamibRand se alza el nuevo alojamiento de Natural Selection que garantiza la desconexión definitiva, muy cerca de las impresionantes dunas de arena roja del salar de Sossusvlei.

El complejo cuenta con 12 suites de techo de paja y lona que ocultan auténticas joyas para el descanso, con camas con dosel y paredes empapeladas con antiguos mapas que invitan a soñar con aventuras y exploraciones.

Kwessi Dunes. Foto Natural Selection

Kwessi Dunes. Foto: Natural Selection.

La más original, sin embargo, es la habitación que tiene por único techo el manto estrellado del cielo nocturno.

Durante el día ofrece experiencias que van desde el clásico safari al los paseos en quad y en globo aerostático.

Les Cactus, Palm Springs

Su nombre, tomado de una popular canción de rock n’ roll de los años sesenta de Jacques Dutronc, anticipa un alojamiento festivo y muy chic que, sin embargo, se desmarca del típico hotel para colocarse a medio camino entre un alojamiento clásico y un Airbnb. Eso sí, en pleno desierto de Palm Springs.

Sus 27 habitaciones modernas y desenfadadas son solo la excusa para formar parte, aunque sea por unos días, de una comunidad de la que se participa tomando juntos aperitivos y bebidas de la cocina común o improvisando una jam sesión con sus instrumentos.

Les Cactus, Palms Springs

Les Cactus, Palm Springs.

Piscina, hamacas y azotea completan un coqueto resort con decorado con tonos pastel y, por supuesto, muchos cactus.

One & Only Desaru Coast, Malasia

A punto de abrir sus puertas, One&Only Desaru Coast supone el aterrizaje en Malasia de la firma de ultralujo y, de nuevo, una apuesta por recoger las características y rasgos culturales de la zona que lo acoge.

Encaramado sobre la costa, el hotel pretende reinterpretar el tradicional kampung (pueblo) que tomar forma en un exquisito resort de 45 suites, cada una con su propia piscina.

Entre sus opciones gastronómicas se cuenta un restaurante de alta cocina japonesa, el bar al aire libre Dusky Monkey, y el Ember Beach Club, llamado a convertirse en uno de los clubes de playa más exclusivos de Malasia, con música en vivo, vistas impresionantes y la cocina del chef Andrew Walsh, que supone la primera incursión del prestigioso chef fuera de Singapur.

Ember Beach Club. Foto One and Only

Ember Beach Club. Foto: One & Only.

En esta experiencia recupera la antigua tradición de cocinar a fuego abierto para ofrecer todo tipo de platos de pescados y mariscos o tierno Wagyu, todo acrecentado por la brisa del mar y el rumor de las olas como compañía.