Clos igualará el récord: 19 años al frente del Gremio de Hoteles de BCN

Clos igualará el récord: 19 años al frente del Gremio de Hoteles de BCN

El propietario de Derby Hotels renueva el cargo de presidente por un quinto mandato

Gabriel Trindade

Barcelona

21/04/2015 - 21:30h

El presidente del Gremi d'Hotels, Jordi Clos

Jordi Clos repite como presidente del Gremio de Hoteles de Barcelona. Y ya van cinco veces. El propietario de Derby Hotels ha sido elegido este martes para un nuevo mandato al frente de este poderoso lobby de la capital catalana. Cuando termine este periodo, en 2019, sumará 19 años defendiendo los intereses del sector. La cifra iguala a la de su antecesor en el cargo, Antoni Rubio.

La fuerza del Gremio de Hoteles está fuera de duda. Tiene 414 asociados y representa al 95% de los establecimientos que operan en la ciudad. Su voz se escucha en debates que exceden su ámbito. Por ejemplo, la opinión de los hoteleros se tiene muy presente en la discusión sobre los horarios comerciales de la ciudad. Otro ejemplo es que, en estas semanas antes de las elecciones municipales, mantienen reuniones con todos los candidatos para expresar sus preocupaciones y prioridades.

Clos renueva el cargo en un momento clave para el sector. Prueba de ello es su hoja de ruta. Los principales ejes abarcan aspectos decisivos para el futuro de la hostelería como el encaje del sector turístico en la ciudad y la convivencia turismo-ciudadanos o la regulación de las nuevas fórmulas de alojamiento turístico. También destaca el fomento de la innovación hotelera, una actividad que el Gremio ya propulsa con apoyo a start-ups turísticas.

El hotelero compagina el cargo en la patronal hotelero con la dirección de Derby aunque hace tiempo que su hijo, Joaquim Clos, ha cobrado importancia al frente de la firma. Clos también es miembro del consejo de administración de Fira de Barcelona; vicepresidente de Turisme de Barcelona y vicepresidente del Comité Organizador EIBTM. Su pasión por la arqueología y el antiguo Egipto le llevó a crear la Fundació Arqueològica Clos y el Museu Egipci de Barcelona, que acoge la colección privada de piezas egipcias más importante de España y una de las más relevantes de Europa.

Clos asumió por primera vez el cargo en el 2000. Fue elegido en junta extraordinaria un año antes, en lugar de Antoni Rubio, al que se le reservó el cargo de presidente honorario. Rubio atravesaba una mala racha. Su posición en el lobby se había debilitado después de que su compañía, Hoteles Confort, se hubiera declarado en situación de insolvencia. El empresario, muy próximo a Joan Gaspart (que por aquel entonces ya dirigía Turisme de Barcelona y ocupaba cargo en el gremio), había estado al frente del lobby hotelero otros 19 años.