Colau busca excusas con las que extender el bloqueo hotelero un año más

Colau busca excusas con las que extender el bloqueo hotelero un año más

Los inversores contraatacan con un alud de recursos contra el 'parón' de nuevos alojamientos

Ignasi Jorro

Barcelona

07/10/2015 - 18:20h

Ada Colau, alcaldesa de Barcelona / EFE

El gobierno municipal de Ada Colau sopesa paralizar todas las nuevas aperturas de hoteles en algunos barrios de Barcelona hasta 2017. La medida prorrogaría la suspensión total de licencias que rige en la ciudad, aunque sólo parcialmente: Colau bloquearía los nuevos hoteles en los barrios más saturados de turismo. Es el caso, por ejemplo, del casco antiguo de la ciudad. 

"El segundo año de moratoria hotelera en la ciudad sólo afectaría a algunas zonas, no sería total como ahora", ha explicado a 02B un representante del sector de la inversión patrimonial en Barcelona.

El levantamiento parcial del parón de hoteles, que ha dejado en el limbo a 28 proyectos, y que ha hecho descarrilar el proyecto de la hotelera de lujo Four Seasons en Barcelona, es lo que pide la oposición municipal. La medida la han defendido el PSC y C's. La portavoz del partido naranja en el Ayuntamiento, Carina Mejías, ha tildado a Colau de "irresponsable" por mantener una medida "injusta" y "contraria a Ley de Urbanismo". 

Alud de recursos

El jueves ha trascendido que el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) ha recibido hasta 26 recursos contra el 'parón' hotelero en Barcelona, que entró en vigor el 1 de julio. Seis de éstas, incluyendo una presentada por NN Hotels –la hotelera del ex presidente del FC Barcelona, Josep Lluís Núñez- se han admitido a trámite. 

Fuentes municipales han rechazado comentar la avalancha de escritos contra la norma, ya que los inversores aún tienen días para presentar escritos. No obstante, "la voluntad de Colau es no agotar los plazos de la suspensión", que acabaría el 1 de julio de 2017.

Inversores escépticos 

Ante este escenario, los inversores hoteleros dudan. "Las grandes cadenas internacionales no entienden cómo una ciudad como Barcelona rechaza hoteles de relumbrón", explica un inversor a 02B. Según él, "la facturación de los alojamientos de la ciudad está en máximos", por lo que es aún un imán de inversores extranjeros.

"La suspensión de licencias que ha levantado BComú ha creado inseguridad jurídica. Muchos inversores miran, pero se atreven a comprar", concluye.