Colau 'marca' los pisos turísticos de Barcelona con una placa

Colau 'marca' los pisos turísticos de Barcelona con una placa

Los propietarios ven riesgo de "robos y ocupaciones" y acuden a los tribunales

Ignasi Jorro

Barcelona

10/11/2015 - 17:47h

Bloques de pisos en el área del Raval de Barcelona

Ada Colau ha incendiado a los propietarios de los pisos turísticos de Barcelona. El gobierno municipal de BComú 'marcará' los apartamentos con placas en las porterías. Sus dueños alertan de que la información abre la puerta a posibles "robos y ocupaciones". Se oponen a la medida, y por ello ya han acudido a la vía judicial.

"Hemos presentado un recurso contencioso-administrativo contra la resolución. La placa contendrá el teléfono y número de licencia del propietario. Son números que el huésped debe tener por ley, pero no los vecinos", avisa Xavier Robert, vicepresidente de la patronal Apartur.

¿Qué alegan los propietarios? "Nos oponemos a ser marcados. La ley obliga a dar un teléfono 24 horas al huésped. Los vecinos tienen los números de las oficinas de mediación. ¿Por qué deberían tener el nuestro? ¿Para marcarnos? ¿Para llamarnos si el ascensor no funciona?", se pregunta Elizabeth Casañas, de la plataforma ProViviendas Turísticas.

En marcha

La medida ya ha arrancado. Los primeros en ser apercibidos son los propietarios de pisos para turistas en Ciutat Vella. "Han recibido cartas del Ayuntamiento, indicándoles que deben colocar los datos a pie de portería", han confirmado fuentes cercanas al conflicto a 02B.

La cuestión no es para nada anecdótica: los propietarios de las 9.606 licencias de viviendas para visitantes se sienten "criminalizados". Así se lo hicieron saber a Agustí Colom, concejal de Turismo de la ciudad, en una audiencia pública celebrada el pasado 4 de noviembre. ¿La respuesta del edil? "Se trabaja con discreción [para evitar crispar a la prensa]", aseguran asistentes al acto.

Medida vecinal

Sobre el último choque en la regulación de pisos turísticos en Barcelona, el consistorio defiende que es una medida "anunciada, y que pidieron los vecinos". Fuentes municipales han confirmado a 02B que, reunidos residentes con la alcaldesa Ada Colau y Gala Pin, edil del distrito de Ciutat Vella, éstos pidieron señalizar los pisos.

"Es una medida que facilita el trabajo a los inspectores. La ley ya prevé que las viviendas de uso turístico (HUT, por sus siglas en catalán) tengan un teléfono 24 horas. Si consta el número y su licencia en el portal, los inspectores no tendrán que molestar a los ocupantes", añaden las mismas fuentes.