Competencia denuncia las restricciones insólitas en el alquiler de viviendas turísticas

Competencia denuncia las restricciones insólitas en el alquiler de viviendas turísticas

Según la CNMC, las viviendas destinadas al turismo en Canarias tienen que tener todas las perchas iguales, o en Madrid deben ofrecer wifi gratuito.

Juan Pedro Chuet-Missé

en Barcelona

24/04/2016 - 20:02h

Una vivienda turística de Canarias

Quien quiera ofrecer una vivienda turística en Canarias tiene que contar con perchas "de material no deformable y de estilo homogéneo". O sea, que sean todas iguales. Y también deberán tener "iluminación para la lectura junto a cada cama".

Estos son algunos de los requisitos que, según la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia, atentan contra la libre oferta y demanda del mercado turístico. 

La nueva Ley de Arrendamientos Urbanos cede a la regulación regional el alquiler de apartamentos turísticos, como es el caso de las viviendas ofertadas en portales online de economía colaborativa, como HomeAway o Airbnb. Y a partir de aquí, cada Comunidad Autónoma fija los criterios que considera adecuados.

Canarias es la más exigente

Canarias lidera el ranking de las exigencias. El gobierno insular establece que este tipo de viviendas deben contar con horno o microondas, cafetera, vajilla, cubertería y cristalería, menaje y lencería suficiente para la manipulación de alimentos, además de diversos utensilios de limpieza y hasta tabla para planchar.

En la Comunidad de Madrid, por ejemplo, todas las viviendas destinadas al turismo tienen que ofrecer un servicio de wifi gratuito, pero no se especifica nada sobre la necesidad de otro tipo de tecnologías o conexiones.

A diferencia de otras comunidades, Aragón establece medidas mínimas de las habitaciones: de más de 6 metros cuadrados si es para una persona, y superior a los 10 metros cuadrados para dos ocupantes. Mientras tanto, en las Islas Baleares deben disponer de un cuarto de baño por cada tres plazas.

Favorecer la competencia

Para la CNMC, en su estudio sobre la economía colaborativa, "muchos de estos elementos no son necesarios y suelen llevar aparejados un incremento del precio final. De hecho, habrá usuarios que prefieran no disponer de estos elementos a cambio de un precio menor".

Precisamente, el organismo estatal sugiere eliminar las exigencias de estancia mínima o máxima para las viviendas turísticas, y quitar aquellos requisitos "innecesarios o desproporcionados" de equipamiento. De esta forma, considera, se facilitará la competencia en la oferta de alojamiento.

El director de comunicación de HomeAway España, Joseba Cortazar, dijo a Efe que "es anormal que, a diferencia de Europa, España tenga distintas leyes para un mismo producto a lo largo del país". En tanto, para la Confederación Española de Hoteles y Alojamientos Turísticos (Cehat) "la aligeración regulatoria que propone el borrador de la CNMC produce graves efectos en la garantía y protección del consumidor".