Cospedal se carga la subvención para los jubilados en los balnearios

Cospedal se carga la subvención para los jubilados en los balnearios

El Gobierno de Castilla-La Mancha apoya el programa de ‘Termalismo Social’ de las personas mayores con la póliza de accidentes, pero deja de aportar dinero, por el endeudamiento de la comunidad

El Balneario Cervantes (Ciudad Real) forma parte del progama ‘Termalismo Social’
La crisis llega al turismo de los jubilados. Castilla-La Mancha dejará de subvencionar los balnearios este año. El programa de ‘Termalismo Social’ --del que se beneficiaron unas 13.500 personas el año pasado-- no contará con las ayudas económicas de la Junta. El Gobierno de María Dolores de Cospedal ha sacado la ‘tijera’ en los tratamientos de salud de las personas mayores, con el objetivo de reducir el déficit, ya que esta comunidad cuenta con un endeudamiento elevado.

Según ha confirmado la presidenta de la Asociación Regional de Balnearios castellano-manchegos y directora del Balneario Cervantes (Ciudad Real), Dolores Llario, a 02B, “la Junta sólo subvencionará este año el seguro turístico de los clientes, por accidente o defunción”.

Llario aclara que el programa de ‘Termalismo Social’ “no desparece”. Éste contará con “precios especiales y competitivos” que la Administración está negociando con los balnearios, aunque las tarifas reducidas serán otras --superiores a otros años-- al no contar con la subvención, explica.

La Junta “apoya” al programa

A pesar de ello, la responsable de los balnearios está “satisfecha” con la medida. La presidenta alega que en la situación actual de crisis es un “triunfo” que el gobierno regional siga apostando por este programa, aunque haya eliminado el dinero que aportaba, a excepción de la póliza. En Extremadura, por ejemplo, la Junta ha optado por anular el proyecto, indica Llario.

A través del programa de la Junta de Castilla-La Mancha, los turistas pagarán este año unos 378 euros por su estancia en el balneario durante una semana. Con la subvención, el dinero que hubiera tenido que aportar cada jubilado sería más bajo que esta cifra.

Para las personas que no forman parte del programa --cualquier turista que no esté empadronado en Castilla-La Mancha, por ejemplo--, el abono asciende a unos 700 u 800 euros, señala la directiva, que es “básicamente” el doble.

Por otro lado, la Junta aún debe a los balnearios todo el dinero correspondiente a 2011. Los establecimientos están esperando las subvenciones que debía pagar el gobierno manchego el pasado año, aunque la presidenta no detalla la cifra exacta de la deuda.

13.874 plazas en ocho balnearios

El programa de ‘Termalismo Social’ de Castilla-La Mancha lleva funcionando desde el año 2000. Consiste en que las personas mayores de 60 años y los jubilados –sin trastornos mentales graves--pueden viajar a una serie de balnearios concertados dentro de la región, donde se les somete a tratamientos de salud.

Se puede ir acompañado del cónyuge o de una persona con análoga relación de convivencia y también pueden disfrutar del programa familias numerosas. Éstas sólo pueden hacerlo a partir del verano, entre los meses de julio y diciembre.

Esta iniciativa se llevará a cabo en 2012 entre los meses de febrero y diciembre. Los turnos serán de ocho días y siete noches y en régimen de pensión completa. Hay un total de 13.874 plazas repartidas en turnos y ocho balnearios de la región. Estos son Cervantes y Fuencaliente, en Ciudad Real; Benito, Tus, Concepción y Esperanza, en Albacete; Carlos III, en Guadalajara; y Las Palmeras, en Toledo.