Dear Hotel: nuevo cuatro estrellas de lujo informal en la Gran Vía madrileña

Dear Hotel: nuevo cuatro estrellas de lujo informal en la Gran Vía madrileña

Es lo que se lleva ahora: emplazamiento único, decoración urbana, piscina en la azotea y restaurante súper original

Sonsoles Vázquez

Madrid

25/08/2015 - 18:59h

Propiedad de Seca Hoteles, que ha invertido en él nada menos que 30 millones de euros, y totalmente decorado por el prestigioso estudio de interiorismo de Sandra Tarruella, el nuevo Dear Hotel ocupa un edificio neoclásico de 1945 que ahora seduce a sus huéspedes desde el corazón más cosmopolita de la capital.

Sus 162 habitaciones, muy luminosas y perfectamente insonorizadas, regalan vistas a la Gran Vía o la Plaza de España, y van equipadas con todo aquello que valora el viajero actual: servicio 24 horas, wifi de alta velocidad gratuito, televisión 40 de pulgadas, sistema audio docking para smartphones, caja fuerte grande, suelos de madera de roble, camas enormes con sábanas de algodón egipcio de 300 hilos, albornoz y zapatillas, cosméticos a base de aceite de rosa mosqueta, minibar con amplia oferta de bebidas y aperitivos…

Desde las alturas

Las habitaciones Deluxe ocupan las primeras plantas, mientras que las Premium, algo más grandes, se reparten entre los pisos ocho y 12, y las suites, con zona de estar, están enclavadas en los pisos diez y 12 para disfrutar incluso del relajante horizonte que conforma el bosque de la Casa de Campo. Según los gustos del cliente, el desayuno buffet, con productos frescos y platos calientes a la carta, se puede degustar en la terraza panorámica o en la habitación, ¡sin límite de horarios!

Habitación panorámica del Dear Hotel

En el buen tiempo no hay nada más tentador que su azotea, donde se enclavan una piscina turquesa y un solárium panorámico para refrescarse, broncearse o hasta contemplar la puesta de sol mientras se saborean las exquisitas tapas y copas de su lounge bar. Y siempre bajo una animante música DJ.

Platos tentadores

En esta misma planta 14 abre sus puertas el restaurante Nice to meet you, dotado también de una terraza con vistas de vértigo e impregnado del mismo ambiente distendido que reina en el resto del hotel. Abierto a la hora del almuerzo y la cena, presenta una carta de cocina fresca y actual que se adapta con imaginación a las estaciones.

Este verano, pudimos probar el tartar de tomates en diferentes texturas con crema de queso de cabra Monte Enebro y salsa XO; el jamón ibérico de bellota, cortado a cuchillo, con pan polar, aceituna negra y caviar de aceite; el prensado de foie con bonito, manzana y naranja, vinagreta de pasas y vainilla de Madagascar, rocas de cabra y pan de especias; las gyozas de carrillera ibérica estofada sobre humus de judión de La Granja y fondo tostado de carne con lemongrass; el solomillo con consomé de tuétano, boletus, y lingote de patatas con nata… y unas originalísimas torrijas de Liébana a la crema de orujo. ¡Para repetir!

Restaurante Nice to meet you