¿Dejaría usted la casa a un extraño?

¿Dejaría usted la casa a un extraño?

El intercambio de viviendas emerge como opción 'low cost' para veranear en el extranjero

Ignasi Jorro

04/05/2013 - 21:50h

Mientras los bolsillos de los españoles se adaptan a la situación económica, surgen proyectos para que las sufridas familias no tengan que renunciar a unos días de asueto.

Es el caso de los portales de intercambio de viviendas.

Uno de ellos, HappyHamlet.com, opera en Barcelona desde noviembre. Su creador, Carlos López, admite que en apenas unos meses “ha sumado cientos de adeptos de muchas partes del mundo”.

El concepto de permutar viviendas no es nuevo, aunque sí lo son los métodos usados.

HappyHamlet ha creado su propia red social, una suerte de Twitter interno, para que los usuarios sepan dónde, cuándo y en qué condiciones hay moradas disponibles.

Como Twitter


“Funcionamos con hashtags. Los usuarios publican mensajes con estos símbolos para anunciar dónde quieren ir.

Otros usuarios los ven y se cruzan mensajes. Ahí empieza el intercambio’, explica López.

De este modo, familias de distintas partes del mundo examinan los respectivos domicilios y pactan las fechas por mensajería interna.

¿Qué garantías existen que nuestros pisos van a ser bien tratados por veraneantes cuasi-anónimos? “Legales, ninguna. No hay garantías, pero es un acuerdo entre caballeros, familias que llevan años en esto.

“Raramente surgen problemas”, matiza el también profesional de las telecomunicaciones.

Negocio


Aunque se presenta como “comunidad de viajeros”, detrás de HappyHamlet hay un ambicioso proyecto de negocio.

“Existe la opción premium para poder enviar mensajes privados. Es un proyecto empresarial con visos de producir resultados en el futuro”, recuerda este afanoso viajero.

El portal, que va un paso más allá de este nuevo fenómeno global llamado coachsurfing o viajar de casa en casa, empezó con un puñado de familias.

Ahora gana masa crítica paulatinamente.

Perfil

Precisamente, los viajeros que optan promocionar sus casas en Internet son bastante homogéneos.

“Principalmente son parejas con niños. Ya se sabe que con los pequeños no es fácil veranear”, apunta uno de los creadores del portal.

En este sentido, lo que empezó en los años 70 en Estados Unidos y en el norte de Europa, estaría “ahora llegando con fuerza en España e Italia”.

Destinos


De hecho, las capitales de estos dos últimos países se encuentran entre los destinos más demandados. “Destacan Nueva York, Londres, Barcelona, París….”, cita López.

También viven un particular apogeo las casas de campo en distintos países.

Sea como fuere, esta alternativa surge cuando más difíciles están las cosas para los españoles para viajar más allá de las fronteras del país.

Una opción que gana enteros cuando toca apretarse el cinturón.