¿Dónde es más caro vivir en la costa catalana?

¿Dónde es más caro vivir en la costa catalana?

Sitges supera a Barcelona, aunque en ambos casos los precios máximos superan los 2.000 euros por metro cuadrado

Estefania Olvier

Barcelona

02/07/2014 - 21:39h

Los años de burbuja inmobiliaria han pasado factura a un sector que sigue todavía en horas bajas. Sin embargo, algunos enclaves han resistido, mejor que otros, los envites de la crisis. ¿Dónde es más caro vivir en la costa catalana? En esta zona bañada por el Mediterráneo que abarca 750 kilómetros de longitud, Sitges es la localidad reina. Los precios máximos ascienden a 2.525 euros por metro cuadrado. Sin embargo, esta cifra dista, y bastante, de las astronómicas cantidades que se llegaron a pedir y pagar en los años anteriores a 2008 y que rondaban los 4.000 euros.
      
 
Sitges, Barcelona, Castelldefels y Gavà, en el top de la costa catalana
 
Tras Sitges se encuentra Barcelona. La capital catalana registra precios máximos de 2.297 euros el metro cuadrado y queda relegada a una segunad posición. Por detrás, le sigue otra localidad de playa, Castelldefels. Este municipio catalán cuenta con unos vecinos de lujo como son Leo Messi, Cesc Fàbregas y Alexis Sánchez. Y, fuera del ámbito futbolístico y de los astros del balón, destaca Marc Gasol. El precio máximo de la vivienda en Castelldefels se sitúa en los 2.258 euros el metro cuadrado.

También Gavà se encontrarían en el top de las zonas de la costa catalana más high level, con 1.851 euros el metro cuadrado. Aquí los transeúntes se pueden cruzar, si tienen suerte, con el defensa argentino del Barça, Javier Mascherano. Que algunas estrellas del deporte hayan elegido estas zonas para disfrutar de su tiempo familiar y personal puede haber influido en que los precios sigan siendo elevados.

“La vivienda de lujo es la que ha sufrido menos la caída de los precios. Sin embargo, en Sitges se han registrado descensos del 47% desde niveles máximos”, subraya el director general comercial de Tinsa, Iñigo Valenzuela en la presentación este miércoles en Barcelona del informe Vivienda en costa 2014 que ha elaborado la compañía.
      
 
Tendencia hacia una caída media cero 
 
No obstante, en los municipios costeros de Girona y Barcelona la previsión es que en el segundo trimestre de este año se registren todavía caídas, pero más leves. En Tarragona, por el contrario, continuará el ajustes de precios. En las tres provincias se han anotado hundimientos de entre el 49% y el 50% desde que explotara la burbuja.
      
 
Mayor presencia de compradores holandeses, escandinavos y rusos
 
Y, ¿quiénes compran? Pues el peso del inversor extranjero sigue siendo muy importante y algunas nacionalidades se interesan, cada vez más, por la costa catalana. Adquieren mayor protagonismo los compradores de los Países Bajos, Escandinavia y Rusia, aunque siguen a la cabeza los del Reino Unido y Francia. Y, los asiáticos, de momento optan menos por la costa y apuestan más por los núcleos urbanos.

Como novedad y un síntoma de que la situación, al menos, camina hacia la estabilización de los precios, es que sube el interés del comprador nacional en esta zona. Tinsa prevé que al cierre de 2014 la caída interanual media de precios sea de cero. “La demanda nacional se centra en municipios cercanos a Barcelona”, matiza el director territorial de Tinsa en Cataluña, Miguel Sanz. Incluso se realizan las primeras promociones, en años, en determinados enclaves. En Calafell o Mataró se construyen nuevas viviendas, aunque con cautela.