Dormir en los árboles también puede ser una experiencia de lujo

En la sabana de Tanzania es posible dormir entre los árboles con un nivel de excelencia. Foto: Lake Manyara Tree Lodge

Dormir en los árboles también puede ser una experiencia de lujo

Pasar una noche en la copa de un árbol no está reñido con el lujo, sobre todo si dormimos en estas exclusivas cabañas de bosques, sabanas y junglas

Juan Pedro Chuet-Missé

Barcelona

30/03/2020 - 13:44h

Dormir en una cabaña en los árboles siempre fue el sueño de cualquier niño. Ya de adultos, es posible vivir esa experiencia, pero no tiene por qué ser en una construcción precaria o sin servicios. En diversas partes del mundo crecen las habitaciones montadas en los troncos a varios metros de altura, una conexión con la naturaleza que no deja de lado agradecidos detalles de lujo.

Cabanes als arbres (Cataluña)

Comenzamos en Cataluña, más exactamente en la localidad de Sant Hilari Sacalm, en la comarca de la Selva. En un frondoso bosque se levantan 10 cabañas entre las ramas de pinos, abetos y hayas, a cuatro y ocho metros del suelo.

En el norte de Cataluña el complejo Cabanas als arbres tienen diez construcciones edificadas entre las ramas de abetos, pinos y hayas

Cada una es una estructura circular de madera, dotada de una cama doble y muebles como aparadores, mesas y sillas; con capacidades para dos o cuatro personas.

arbres

Las cabañas tienen vistas a los Pirineos. Foto: Cabana als arbres. 

Los servicios sanitarios se centralizan en una masía ubicada entre dos y 15 minutos de las cabañas, y la forma de acceder es por medio de una pasarela colgante.

Por la mañana, el personal deja el desayuno en una canasta que se sube por cuerdas, aunque también se pueden contratar paquetes para tener comida o cena en la cabaña, que presenta vistas al macizo de Montseny y los Pirineos.

Treehotel (Suecia)

Al borde del Círculo Polar Ártico, en el norte de Suecia, cuando las nieves retroceden el bosque se convierte en un entorno agradable que se puede explorar desde las vanguardistas cabañas de Treehotel.

Dos detalles llaman la atención: ninguna cabaña es igual a la otra. Se trata de siete construcciones de diseño totalmente diferente, que pueden tener forma de cubo, de plato volador o de nido de aves.

[Para leer más: Una casa en el árbol para cada día de la semana]

Treehotel

La cabaña espejada de Treehotel se confunde con el paisaje. Foto: Treehotel

Algunas son de madera, otras de aglomerado o de aluminio, pero una de las más fascinantes es la que está recubierta por espejos, que prácticamente desaparece entre el follaje.

Desde las alturas, a siete y 10 metros del suelo de raíces y cortezas, se despliegan fantásticas vistas del río Lule y su paisaje; y en el invierno, del velo danzante de la aurora boreal.

Papaya Playa Project (México)

El resort Papaya Playa Project, en la costa de Tulum, en México, reivindica la arquitectura tradicional de los pueblos mayas.

Algunas de sus cabañas están construidas en madera con techo de paja, con terrazas con pequeños jacuzzis y que pueden ser ocupadas por hasta 10 personas.

Esta cabaña de Tulum se construyó con pautas heredaras de los mayas. Foto: Papaya Playa Project

Esta cabaña de Tulum se construyó con pautas heredaras de los mayas. Foto: Papaya Playa Project

La Casa del Árbol del resort Papaya Playa Proyect, de Tulum, recurrió a técnicas usadas por los mayas en la construcción

En el complejo destaca la Casa del Árbol, una construcción de dos plantas de forma irregular con puertas y ventanas ovaladas. Con cinco dormitorios distribuidos en sus 228 metros cuadrados, sus paredes están revestidos de un tipo de arcilla que la mantiene fresca durante todo el día.

Lake Manyara Tree Lodge

En Tanzania, el resort Lake Manyara Tree Lodge despliega nueve suites construidas en madera, con techo de paja y palmeras, y con terrazas cerradas por troncos.

[Para leer más: El increíble hotel que se funde en la jungla mexicana]

La más grande cuenta con dos habitaciones dobles, y desde las camas o en las terrazas se ve con toda claridad las aves y otros animales que trepan por los árboles cercanos, mientras que más lejos se despliega la abundante fauna del valle del río Rift.

La suite familiar permite alojar hasta cuatro personas. Foto: Lake Manyara Tree Lodge

La suite familiar permite alojar hasta cuatro personas. Foto: Lake Manyara Tree Lodge

También tiene salón, baño totalmente equipado, y además de organizar excursiones por el valle, la firma &Beyond ofrece el servicio de un mayordomo.

Hoshinoya

En la frondosa jungla de Bali, en Indonesia, el resort Hoshinoya es un complejo de lujo dividido por canales, donde el placer de pasar una noche en la selva se marida con una experiencia de lujo.

En las cabañas en los árboles del complejo Hoshinoya es posible tomar el té, el desayuno o un cóctel con una agradable brisa tropical como compañía

Y allí se ofrece una posibilidad única, como es desayunar o tomar el té de la tarde en cabañas que se elevan entre la densa vegetación.

El placer de tomar una copa entre los árboles. Foto: Hoshinova

El placer de tomar una copa entre los árboles. Foto: Hoshinova

Son estructuras de metal y vidrio sostenidas en columnas de concreto, donde se despliegan sofás y sillones para probar el té matcha o una serie de cócteles, acompañados de snacks locales.

Uno de los mejores momentos es cuando la brisa sopla y el sofocante calor de la selva desaparece como apartado por una mano invisible.