El antiguo Asturias de Madrid se transformará en un hotel de lujo 'hipster'

El antiguo Asturias de Madrid se transformará en un hotel de lujo 'hipster'

El fondo Platinum Estates se gastará 50 millones en un nuevo proyecto 'premium' en Canalejas

Ignasi Jorro

Barcelona

26/10/2015 - 20:37h

El antiguo hotel Asturias volverá a brillar: será un hotel de lujo
El antiguo hotel Asturias de Madrid, en la plaza de Canalejas, se convertirá en un hotel de lujo 'hipster'. Este es el plan que ha ideado Platinum Estates, el fondo que adquirió los dos edificios que ocupaba el viejo establecimiento el año pasado. El fondo de Hong Kong ya sabe qué hacer con ellos: el Asturias será un hotel de cinco estrellas desenfadado que abrirá en dos años.  

"Rivalizará con el nuevo Four Seasons de Canalejas. Mientras la marca canadiense apuesta por el lujo clásico, nuestra propiedad será una propuesta alojativa más fresca, más trendy", ha explicado a 02B Juan Luis Segalerva, representante del fondo asiático en España.  

En un principio, Platinum anunció que el inmueble, que ocupa los números 9 y 11 de la Carrera de San Jerónimo, serían residencias de lujo. Los planes han cambiado. "El edificio ya dispone de licencia, pero necesita una rehabilitación fuerte. En total, la inversión será de 50 millones".  

Apertura en 2017 

La family office hongkonesa, que lideran la pareja de magnates indios Harry and Roshni Mohinani, no quiere demoras. El rival del Four Seasons que impulsa OHL en el corazón de Madrid abrirá en 2017 con 140 habitaciones, cuarenta menos de las que tenía el viejo hotel.  

"El Asturias está muy deteriorado. Y las condiciones son las que son: era un establecimiento de dos estrellas que no tenía ni aire acondicionado. Las primeras obras se centrarán en reforzar la estructura, para después dar paso a una reforma integral".  

Portafolio 

El Asturias es una de las posiciones que Platinum Estates está tomando en Madrid. Además del antiguo hotel a tiro de piedra de Sol, el fondo ha adquirido tres inmuebles que lindan con el Capitolio de la Gran Via. Su destino se decidirá en un proceso de licitación que ya está en marcha. Además, la sociedad ha comprado un palacio en el número nueve de la calle General Oraá, junto a la embajada americana.

En Barcelona, Platinum ha echado el lazo a la antigua sede de Convergència Democràtica de Catalunya (CDC) en la calle Córcega. También en la ciudad condal, la empresa vinculada a los bienes de Mohinani es propietaria de la que fuera la sede de Telefónica en la avenida de Roma.