El antiguo parador de Pajares no se vende ni súper rebajado

El antiguo parador de Pajares no se vende ni súper rebajado

En 2011 tenía un precio de un millón y medio de euros, y ahora se ofrece por 950.000 negociables

Sonsoles Vázquez

Madrid

10/05/2016 - 17:32h

El hotel está en venta desde noviembre de 2011

Valmurián, con sede en Oviedo, adquirió este impresionante edificio en marzo de 2010, por subasta pública al Ministerio de Economía y Hacienda. Se lo llevó por 510.000 euros, sólo 36.000 más que el precio de salida, ya que fue la única oferta.

Larga espera

Entonces, su idea de la inmobiliaria era convertirlo en un lujoso hotel con spa, que pudiera estar abierto y resultar atractivo durante todos los meses del año. Sin embargo, no le salieron los números. La crisis económica, la creación de la autopista de Huerna –que hizo que este enclave perdiera relevancia- y la imposibilidad de hacer frente a la reforma que requería el edificio la obligaron a ponerlo a la venta en noviembre de 2011 por 1,5 millones de euros.

Han pasado cinco años desde entonces y el legendario parador de Pajares sigue sin comprador. Y eso que su precio actual es de 950.000 euros negociables, como confirman desde la empresa que actualmente lo comercializa, Remax. En su portal se ofrecen además, por primera vez, algunas imágenes de las amplias y luminosas estancias que en su día tuvieron tanto éxito.

Importante reforma

Este imponente edificio de estilo escurialense, dividido en cinco plantas, que suma un total de 3.888 metros construidos, alberga 33 habitaciones con baño, además de varios salones y comedores, con vistas impresionantes a la cordillera cantábrica.

Su estado de abandono es evidente, pero no cuesta imaginarse esas estancias ocupadas por la alta sociedad de la época. Además, como la fantasía de algunos no tiene límite, ya hay quien lo compara con el mítico hotel Overlook de la película de Stanley Kubrick, 'El Resplandor'.

Desde el ayuntamiento de Lena, la localidad a la que pertenece, recuerdan que cuando el gobierno de Zapatero sacó a subasta el parador, pidieron al Estado que se lo cediera de forma gratuita o a un precio simbólico, y que ellos se comprometían a realizar la remodelación. La oficina técnica municipal estimaba entonces que, para ponerlo al día, tendrían que gastar no menos de 2 millones de euros.