El Cotton House, un cinco estrellas por descubrir en Barcelona

El Cotton House, un cinco estrellas por descubrir en Barcelona

La antigua sede de la Fundación Textil Algodonera impulsa un alojamiento de marcado estilo ochocentista neoclásico

Marta Martínez Arroyo

Barcelona

07/05/2016 - 20:39h

El hall del Cotton House.

Es el gran desconocido del centro de Barcelona. Ubicado en un edificio ochocentista neoclásico de la Gran Via, el Cotton House, inaugurado a principios de 2015, es sofisticado, elegante y a la vez fresco y contemporáneo.

La reforma, la decoración y la adaptación de las instalaciones, un proceso impulsado por un grupo de promotores hoteleros de la ciudad, se realizó en base a la premisa de honrar y rememorar la historia del inmueble. Con esta finalidad se han conservado elementos originales que datan del siglo XIX, como mármoles, suelos de parqué y boiseries -paneles de madera- que embellecen los techos y las paredes de algunas de las estancias.

A vueltas con el nombre

¿Por qué Cotton House? Porque el algodón tiene una íntima relación con este edificio, antigua sede de la Fundación Textil Algodonera. El gremio de algodoneros lo compró a mediados del XX a los burgueses que lo construyeron.

La decoración del establecimiento es obra del interiorista Lázaro Rosa-Violán, creador del ambiente moderno, funcional y lujoso que caracteriza al hotel.

Cinco suites

El Cotton House ofrece cinco suites. En la Otomán se conservan las molduras y el parqué del siglo XIX. El hotel cuenta con otras 83 habitaciones. Y en todas ellas, de una u otra manera, se respira la presencia del algodón. Las sábanas son de 300 hilos de algodón egipcio mercerizado

En las habitaciones, la decoración juega con la imagen de la planta del algodón, de tonos blancos, negros y sepias, y con lo que el concepto sugiere en cuanto a suavidad, comodidad, naturalidad y calidad.

El restaurante Batuar

La cocina del Batuar funciona desde primera hora de la mañana hasta la medianoche. El nombre viene de la máquina que prensaba el algodón para eliminar todas sus impurezas. Una referencia más al heredado espíritu algodonero del hotel y un nombre muy adecuado con el que bautizar el cocktail bar y restaurante del Cotton House.

Desde el comedor del restaurante se accede a un sorprendente patio interior ajardinado en el que se ha instalado una gran terraza de 300 metros cuadrados. Aquí fuera también se sirven comidas y cenas cuando hace buen tiempo.

patio

Un oasis en el Eixample

¿Quién imaginaría que este verde oasis se encuentra en pleno Eixample de Barcelona? ¿Quién, viendo esta foto, adivinaría que es el patio interior de un edificio situado en una de las calles más bulliciosas de la ciudad?

La frondosidad de las plantas, el frescor que aporta la fuente y la ligera celosía que cubre este soleado rincón hacen viajar lejos de la gran urbe, a paisajes campestres y lugares pausados donde relajarse y tomar un cocktail sin prisas. Un lujo más que el Cotton House ofrece a sus huéspedes.