El ex presidente de Paradores estudia querellarse contra Soria

El ex presidente de Paradores estudia querellarse contra Soria

El ministro aseguró que el anterior equipo tenía ocho coches, doce tarjetas de crédito y un velero a su disposición

Redacción

30/12/2012 - 16:12h

José Manuel Soria | EFE
El ex presidente de Paradores, Miguel Martínez, ha dicho basta. Las críticas a su gestión al frente de la cadena pública por parte del ministro de Industria, Turismo y Energía han provocado que estudie la posibilidad de querellarse contra José Manuel Soria.

Según informa Europa Press, Martínez ha ordenado a sus abogados que estudian que estudien el caso, para analizar si hay posibilidades de presentar una querella. El detonante han sido las últimas declaraciones de Soria, en las que, mientras defendía a la actual dirección de Paradores, aseguró que la anterior dirección tenía a su disposición ocho coches oficiales de alta gama, doce tarjetas de crédito y un velero.

Las palabras del ministro han provocado la indignación de Miguel Martínez. Fuentes cercanas al ex presidente consideran que Soria trata de desviar la atención sobre "el cierre de establecimientos, el despido de trabajadores y la futura privatización de la cadena pública hotelera", y que, por este motivo, le acusa "falsamente" de un uso indebido del dinero y de incluso un velero.

La polémica del velero

Con respecto a la embarcación, las mismas fuentes defienden que el velero "en ningún momento" fue utilizado por miembro alguno de la anterior dirección de la empresa, ya que se trataba de un barco circunscrito a un acuerdo de patrocinio encaminado a promocionar Paradores, patrocinar equipos o pruebas deportivas, entre las que han destacado la Vuelta Ciclista a Castilla y León o el campeonato de España de Rallys.

Además, han criticado que Soria haya tratado de "sembrar dudas" sobre la utilización de los recursos financieros de la empresa por parte de la anterior directiva. "Y lo ha hecho consciente de que miente", han precisado, "ya que cada gasto realizado por los miembros de la dirección y por cualquier empleado de Paradores eran debidamente justificados y puestos a disposición de los servicios de auditoría competentes del Estado".

Del mismo modo, la utilización de los coches de que la empresa disponía por parte de los directivos se circunscribía a los "desplazamientos necesarios para gestionar una compañía con 93 hoteles distribuidos por toda la geografía nacional".

Privatización


En el cruce de declaraciones, Miguel Martínez ha pedido al ministro de Turismo que deja de crear “falsas cortinas de humo”. La insistencia de Soria en las críticas a la anterior directiva, según esta versión, tendrían como objetivo desviar la atención sobre los despidos, el cierre de establecimientos y la “privatización” de la cadena hotelera.

El titular de Turismo aclaró que Paradores no se privatizará, aunque admitió que podría haber gestión privada indirecta en algunos establecimientos si así se contribuye a mejorar su situación. En una entrevista en el diario ABC este domingo volvió a insistir en que "la privatización está descartada".

Gestión inadecuada


Soria entendie que la mala situación de Paradores se debe tanto a la crisis económica como a que  "la gestión no ha sido la adecuada". "En los últimos ocho años, en lugar de centrarse en conservar y mantener lo que había, que ya era muy bueno, se metieron en una política de inversión y de apertura de nuevos establecimientos que no es lo que España demandaba", expone en la entrevista.

También puso énfasis en la delicada situación de la cadena. "Estamos ante una empresa que es inviable, prácticamente en una situación concursal, y en la que hay que ajustar plantilla y cerrar transitoriamente algunos establecimientos para garantizar su viabilidad", concluyó.