El festival Primavera-Sound levanta ampollas tras pactar con Airbnb

El festival Primavera-Sound levanta ampollas tras pactar con Airbnb

El festival de música es el más multitudinario de España: genera 130.000 pernoctaciones en tres días

Ignasi Jorro

Barcelona

30/01/2015 - 17:26h

Uno de los conciertos celebrados en el Primavera Sound
"Incoherente". Así ven los hoteleros la colaboración entre el festival de música independiente Primavera Sound de Barcelona y Airbnb. Por primera vez, la web de alojamiento peer-to-peer es el proveedor oficial de alojamiento. El acuerdo ha levantado ampollas: el Primavera es el mayor festival de España con 130.000 pernoctaciones en tres días.

"Lo encuentro como mínimo incoherente. Ayuntamiento y Generalitat multan a Airbnb para que pague impuestos y después financian un festival que lo promueve", ha señalado Carles Gras, presidente de Acatur, patronal de hostels. El hotelero recuerda que "es cuestionable que se subvencione a un festival que promueve el alojamiento sin licencia".

El responsable de Acatur se refiere al dinero público vertido en el Primavera. En 2014, el Ayuntamiento de Barcelona le concedió una subvención de 150.000 euros. El gobierno catalán inyectó otros 125.000 euros. "No tiene sentido que, si recibe dinero público, promueva la ilegalidad", conluye el profesional.

Batalla

En el fondo de la crítica está la batalla legal para regularizar a Airbnb. En julio del pasado año, la Generalitat catalana multó al portal con 30.000 euros. Además, instó a sus responsables a regularizar su actividad. Un mes después, el ayuntamiento montó inspecciones que borraron un tercio de los pisos en Airbnb del barrio de la Barceloneta.

Cabe recordar que la multinacional americana no obliga a los huéspedes a pagar impuestos. Aunque sí lo recomienda, no recaba la tasa turística u otras como el IVA. Asimismo, los apartamentos listados en la web no pasan inspecciones ni controles de calidad.

Pastel

La otra pata del debate es cómo se reparte el pastel del Primavera Sound. Al festival acuden unas 190.000 personas. La mayoría son jóvenes turistas extranjeros. El total de pernoctaciones fue de 129.264 en 2014, casi 30.000 más que el World Mobile Congress. El impacto total para la ciudad se sitúa en 95 millones.

"Los alojamientos reciben muchas reservas. El Primavera Sound se nota y mucho. El tipo de público (joven) genera un impacto importante en los hostales y pensiones", avisa Carles Gras.