El Gobierno cree que la Ley de Costas hará más competitivo al turismo español

El Gobierno cree que la Ley de Costas hará más competitivo al turismo español

El secretario de Estado de Medio Ambiente asegura que 80.000 empleos directos dependen de la aplicación de la norma

E.P.

11/05/2013 - 00:05h

El secretario de Estado de Medio Ambiente, Federico Ramos de Armas, ha asegurado que la reforma de la Ley de Costas, aprobada el jueves por el Congreso, "no trata de amnistiar nada, sino de dar solución a una situación que llevaba pendiente desde el año 1988, producida por el hecho de que la legislación no se aplicó".

De hecho, el dirigente sostiene que la normativa no sólo será beneficiosa para el medio millón de personas que no tienen título para ocupar su vivienda o no pueden hacer reformas en la misma. También para el sector del turismo, que ganará en “competitividad”.

Ser competitivo y proteger el medio ambiente

Así, ha explicado que en España hay más de 12.000 viviendas en terrenos considerados como Espacio Público Marítimo Terrestre, de las cuales la mayoría no han sido regularizadas debido a que "ni los titulares lo habían pedido ni las administraciones se habían preocupado por ello". En este sentido, ha señalado que muchas de las licencias que sí habían obtenido reconocimiento por parte de las administraciones comenzarán a caducar a partir de 2018.

Asimismo, ha criticado que la anterior ley de costas "petrificara la línea costera" y ha subrayado que "es perfectamente compatible el ser competitivos y proteger el medio ambiente". En este sentido, ha señalado que el nuevo texto permitirá que viviendas y establecimientos puedan renovarse e introducir mejoras en la gestión energética y del agua "siempre que no amplíen su volumen". Así ha insistido en que el marco aprobado este jueves en el Parlamento "no significa que se vaya a poner un ladrillo más donde no se podía construir".

Turismo al día

El Gobierno insiste en la necesidad de que el sector del turismo pueda "ponerse al día" para poder "ser competitivos", sin que esto tenga un mayor impacto ambiental del que ya se ha producido. En este sentido, ha asegurado que un total de 80.000 empleos directos dependen directamente de la aplicación que se haga de la ley.

Por otra parte, el secretario de Estado ha incidido en que "la servidumbre de las costas sigue siendo la que era" y ha explicado que lo que pretende la nueva normativa es "dar una solución" a los núcleos urbanos que en el año 88 ya estaban transformados. Así, ha indicado que la nueva normativa "los equipara en su tratamiento al suelo urbano" y señala que esta medida "debería haberla tomado el legislador hace 25 años" y que "sería una irresponsabilidad no hacerlo".

Casos especiales

Por otra parte, ha indicado que el nuevo texto recoge en sus anexos que 12 "núcleos urbanos consolidados", entre los que están Empuriabrava y Playa de Aro (Gerona), Xilxes (Castellón) o Puerto de Santa Pola (Alicante), donde hay 3.450 viviendas, "tengan la opción de pasar a ser zona de servidumbre". "Esto no significa desproteger ni mermar la protección de la ley de costas", dijo.

Asimismo, ha indicado que se le da un régimen especial a Formentera debido a que "su conformación geológica" había provocado que la anterior ley considerase como dominio público marítimo terrestre "la mayor parte de la isla", algo que, según Ramos, "no tiene demasiado sentido". Además, ha asegurado que la isla tiene "muchas protecciones medioambientales" y que lo que pretende el nuevo texto es "conciliar la protección del medio ambiente de la ley de costas con los derechos de los ciudadanos".

Chiringuitos

Ramos de Armas ha hablado también sobre los chiringuitos en las zonas costeras y ha asegurado que la reforma de la ley lo que intenta es dar "un marco estable" a estos establecimientos "que son tan importantes para el turismo español".

Sin embargo, ha insistido también en que "eso no significa que se vaya a legalizar cualquier tipo de chiringuitos sino que deberán respetar los requisitos que se impongan".