Nueva York derriba el hotel que llevó a Trump al éxito

Grand Hyatt New York será demolido en 2020. Foto Hyatt.

Nueva York derriba el hotel que llevó a Trump al éxito

El hotel que catapultó a Donald Trump como inversor inmobiliario será derribado para construir un establecimiento de lujo con tres veces menos habitaciones

Mar Nuevo

Madrid

11/02/2019 - 17:55h

Coincidiendo con el centenario de su edificio original, el Hotel Commodore, el Grand Hyatt de Nueva York afronta la que probablemente será su última temporada. La torre de 1.298 habitaciones ubicada junto a la estación Grand Central será derribada y reemplazada por un edificio de uso mixto que incluirá oficinas, locales comerciales y un nuevo hotel, también de la firma Hyatt.

Los desarrolladores TF Cornerstone y MSD Partners están detrás de este proyecto, que transformará el emblemático establecimiento de la calle 42 y acabará a la vez con el primer gran negocio en Manhattan de Donald Trump.

[Las cinco suites más exclusivas para descubrir Nueva York]

Grand Hyatt Nueva York

Con un total de 1.298 habitaciones, el Grand Hyatt Nueva York es uno de los hoteles más grandes de la ciudad y es una referencia en la cartera del grupo Hyatt.

Donald Trump demostró su olfato para el negocio inmobiliario al adquirir, en asociación con la la hotelera Hyatt, el antiguo Hotel Commodore, un establecimiento que a finales de la década de los 70 languidecía sin despertar el interés del sector.

El hotel volvió a atraer la atención de los desarrolladores en 2017, cuando una rezonificación del área de Midtown que permite construir edificios más altos añade potencial al terreno en el que se ubica

Sin embargo, Trump, según reveló en su libro ‘The art of the deal’ (el arte de la negociación), detectó las posibilidades del lugar, especialmente por su ubicación, y se volcó para transformar el ajado hotel en una imponente torre de cristal.

[Nueva York revoluciona la cocina fusión asiática]

El manejo de los plazos también jugó a su favor: lo adquirió en medio de una crisis y lo inauguró justo a tiempo para el inicio del boom de la década de los ochenta, lo que le permitió disparar rápidamente el precio de las habitaciones hasta alcanzar los mil dólares la noche.

Lobby del hotel Grand Hyatt New York.
Lobby del hotel Grand Hyatt New York.

Nueva vida para el Grand Hyatt

Desvinculado de Trump desde 1996, cuando el magnate vendió su participación para volcarse en su siguiente gran apuesta, la Torre Trump, en la Quinta Avenida, el hotel volvió a atraer la atención de los desarrolladores en 2017, cuando una rezonificación del área de Midtown que permite construir edificios más altos añade potencial al terreno en el que se ubica.

Harán falta, al menos, cinco años para conocer este nuevo icono de la hotelería en Nueva York

El actual hotel permanecerá abierto hasta 2020, cuando será demolido y se construirá en su lugar una nueva torre, esta vez de uso mixto, con oficinas, locales comerciales y un nuevo Grand Hyatt, pero mucho más pequeño. Según el plan actual, pasará de casi 1.300 a alrededor de 500 habitaciones.

Grand Hyatt New York.
Restaurante Grand Hyatt New York.

Según el director de TF Cornerstone, Jeremy Shell, “esperamos traer un nuevo icono al horizonte de Nueva York”.

Por su parte, el vicepresidente senior de operaciones de Hyatt América, Mark Pardue, puso en valor los 35 años del Grand Hyatt Nueva York como “una de nuestras propiedades más emblemáticas” y expresó su satisfacción por “presentar un nuevo hotel extraordinario que dará la bienvenida a viajeros globales y neoyorquinos locales al mismo tiempo que brindará beneficios públicos que harán de la Ciudad de Nueva York un lugar mejor para los residentes y visitantes".

Harán falta, al menos, cinco años para conocer este nuevo icono de la hotelería en Nueva York.