El Hesperia Tower “va como un cohete”

El Hesperia Tower “va como un cohete”

El buque insignia de Hesperia Hoteles facturará más que en 2010

El hotel Hesperia Tower es la joya de la corona del Grupo Hesperia, y su buena marcha lo convierte en uno de los activos más apetecibles de la cadena. El hotel “va como un cohete”. Así describen los interlocutores consultados la andadura del buque insignia de la marca, cuya adquisición por un comprador puede ayudar a enjugar parte de la deuda de la compañía a largo plazo de 571 millones, y otros 99,4 millones de créditos a corto plazo.

En este sentido, el establecimiento de máxima categoría situado en l'Hospitalet de Llobregat, mejorará al término de 2011 su facturación con respecto al año anterior, según ha podido saber 02B de fuentes internas de la corporación que preside el constructor José Antonio Castro.

Un área de explotación que va bien


Las mismas fuentes indican que, dentro de las cuentas del Grupo Hesperia, los establecimientos situados en el área de Barcelona está funcionando bastante bien y mejor que otras áreas de explotación. Hesperia cerró el año 2010 con 38,5 millones de euros en pérdidas y que se suman a los 58,49 millones del ejercicio anterior.

La mejora de ingresos del Tower y su implantación estratégica en la ruta entre Barcelona y el aeropuerto de El Prat, lo colocan ante los focos para encabezar una oferta por parte de potenciales compradores, junto a otros cuatro hoteles del grupo, ahora que se ha sabido que está en ejecución la estrategia de desprendimiento de activos del Grupo Inversor Hesperia por valor de 272 millones de euros.

Precio sin revelar

Las mismas fuentes consultadas no se atreven a facilitar el precio de la propiedad, teniendo en cuenta parámetros equivalentes como los de otra de las joyas del grupo, el Hesperia Madrid, que se vendió por 80 millones de euros. No les sorprende que el Tower esté en las quinielas de una próxima operación. “Es posible que se necesite liquidez, y se opte por la fórmula del sale lease back" es decir, venta, manteniendo la gestión y con una opción de recompra. Hesperia podría seguir con la gestión. Los otros hoteles de los que se ha desprendido este año son el citado de la capital de España y la sociedad Centurión Playa.

En relación a las pérdidas ocasionadas por la participación en NH Hoteles, en la que la memoria de Hesperia a la que accedió la agencia EFE cifra en diez millones de euros, los especialistas consultados lo vinculan indudablemente a la pérdida del valor bursátil de la compañía. “No hay que ser un as para saber que que si compras un título a a un precio, y éste se hunde, el valor también se desploma. Independientemente de los vaivenes de la cotización. Los mismos expertos creen que la entrada en NH Hoteles fue mas que nada una “apuesta estratégica.